?>
Córdoba

Siguen siendo “NN” 45 cuerpos de San Vicente

Había expectativa con las muestras óseas de los cuerpos exhumados en 2003, pero no hubo ninguna coincidencia. Se siguen tomando muestras.

Anónimo's picture
Por Anónimo (not verified)

Ninguna de las 45 muestras óseas de los esqueletos exhumados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en el Cementerio San Vicente, hace seis años, logró coincidir con el ADN de las 5000 muestras de sangres que se extrajeron en Argentina y en Latinoamérica. Con ello, la expectativa de tener alguna nueva identificación entró en una meseta.

El martes informó de 42 nuevas identificaciones de cuerpos exhumados en Buenos Aires, La Plata y Santa Fe. No tuvieron la misma suerte las extracciones hechas en Córdoba, pero todavía el ciclo no está cerrado.

“Hay grandes expectativas”, asegura Anahí Ginarte, miembro del EAAF. Las posibilidades de obtener coincidencias pasan por la alternativa de que más  familiares de desaparecidos accedan a tomarse una muestra de sangre para ampliar la base de datos. Pero también, según asegura Ginarte, “aún quedan muestras por terminar de cotejar”, con lo cual “por una u otra vía podría haber novedades”.

Fosas abiertas. Durante el año 2003 se exhumaron del Cementerio San Vicente un total de 135 cadáveres de una fosa común. De ellos, 60 pertenecían a personas jóvenes que mostraban rastros de muertes violentas, lo que hacía pensar que podría tratarse de desaparecidos de la dictadura. En los meses siguientes, 15 de esos cuerpos lograron ser identificados en Córdoba, a través de la coincidencia de ADN, entre ellos el de Hilda Flora Palacios. Un lustro más tarde ese cuerpo sería una de las pruebas fundamentales para condenar a Menéndez en la causa Brandalisis.

No obstante quedaban 45 personas por identificar. De todas ellas se enviaron muestras óseas a un laboratorio de Estados Unidos, acompañadas de otras 553 del resto del país. Allí se extrajo la secuencia de ADN. Según informa la propia Ginarte, de las muestras cordobesas, sólo en 29 casos se pudieron obtener perfiles completos, y en las restantes 16 sólo se extrajeron perfiles parciales por la degradación del ADN.

Pero ninguno de ellos se logró hacer coincidir con las muestras de sangre. En realidad, del total de 598 muestras, sólo 42 tuvieron esa suerte. Si bien el EAAF todavía no difundió públicamente las identidades de esas personas, sus familiares ya fueron notificados. Sobre esta aclaración insiste la antropóloga, “para no generar expectativa entre la gente”.

De cualquier modo, el equipo de científicos iniciará ahora otra etapa trascendental en su tarea, ya que en pocos meses comenzará a funcionar en Córdoba un laboratorio propio, que evitará la necesidad de recurrir a Estados Unidos para la extracción de muestras y el cotejo masivo.

Mientras se continúan tomando exámenes de sangre en el Museo de Antropología (Irigoyen 174), también en Córdoba se procesarán muestras provenientes de todo el país. Por esa razón los especialistas mantienen la esperanza de que en los próximos meses, algunos de esos 45 cuerpos puedan recibir un nombre.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo