?>
Ocio

Pailos: es feo, es flaco... ¡y con alegría por dentro!

Luego de un paso exitoso por el verano de Carlos Paz, el “Flaco” Pailos trae hoy “Flaquito feo... casi un ángel” a la Ciudad de las Artes.

Sin peleas, sin escándalos y sin aquadance, el “Flaco” Pailos logró que su obra Flaquito feo... casi un ángel, se posicionara entre las cuatro más vistas de la temporada en Carlos Paz. Basada en la idea de un cielo muy particular, en el que Dios (el “Flaco”) y el arcángel Gabriel (su socio humorístico, el Japo Molas) discuten sobre desgracias y ridículos, Flaquito feo presenta también los tradicionales monólogos de Pailos, y los “doblajes” humorísticos en vivo (que ya son todo un clásico), sumados a coreografías a cargo del grupo de danza Makumba. Y luego de aprobar con buenas notas la prueba veraniega, el humorista presentará  la obra desde hoy hasta el domingo en el al auditorio de la la Ciudad de las Artes (Av. Richieri esquina Concepción Arenal).

“Todos los años me gusta armar algo nuevo”, comenta el “Flaco” con respecto al éxito de la obra en las carteleras de la Villa serrana. “La idea es competir de igual a igual con las producciones que vienen de Buenos Aires, pero sin escándalos. Bah, quizás si yo viniera de ahí hiciera lo mismo. Pero como me crié artísticamente acá, no me gustan esas cosas”.

–¿Cómo viviste esa especie de “guerra de entradas” que hubo en la temporada de Carlos Paz?

–Es una huevada. Lo único que me preocupa son mis entradas, y también tirarle buena onda a los humoristas amigos. Pero eso de la guerra de entradas viene de Buenos Aires y, encima, es todo mentira. Yo sólo trato de darle a la gente un espectáculo diferente y de buena calidad. Si yo no vendo entradas el verano que viene, sólo me toca reflexionar sobre por qué pasó eso, que fue lo que faltó.

–Pasemos, entonces, a esta nueva puesta de “Flaquito feo”. ¿Qué cambios tendrá?

–Vamos a meter todas las temáticas nuevas que andan dando vuelta, como el dengue, la gripe porcina y los huevos de Juez. Dios va a usar barbijo y a ponerse repelente marca “Dioff”. De hecho, el monólogo del principio sigue una línea muy flexible, que puede cambiar de función a función. Además el Japo me conoce hace como 15 años, y con verme la cara sabe cuando voy a meter algo.

–La época electoral facilita la tarea humorística, ¿no?

–Totalmente. ¡Es fácil hacer humor cuando los políticos trabajan para uno! Ahora que adelantaron las elecciones, van a terminar adelantando hasta el Año Nuevo. Y temas como el de las candidaturas testimoniales y las peleas entre candidatos son una locura, y ya son graciosos de por sí. O lo del presidente Lugo, que debe tener más chicos que el padre Aguilera.

La tele y los discos. Si bien el terreno natural del “Flaco” son las tablas teatrales, el humorista también se ha probado en la radio y ha tenido varias apariciones en programas de TV. Pero aún queda un sueño por cumplir: el del programa televisivo propio. “Me encantaría”, confiesa Pailos. “Pero habría que analizarlo muy bien. Tengo algunos proyectitos, pero la gira me lleva mucho tiempo. Además, quiero que sea una producción de altura”.

–Hablando de tele, hay un tema ineludible: ¿qué opinás del regreso del formato humorístico a “ShowMatch”?

–Me parece bárbaro. Igual, hay cosas del programa que me gustan y otras que no. Cuando Tinelli se pone a hacer publicidad durante media hora, lo cambio. Más allá de eso, ahora veo la tele de otra forma. Como tengo hijos chicos, cuido lo que veo. Y hago un montón de zapping. Justamente, por eso creo que la gente ha comenzado a ir más al teatro. Antes se quedaba más en casa a ver la tele. Y como ahora la gente no encuentra tantas cosas buenas para ver, decide salir y probar otras cosas, como el teatro.

–¿Cómo fue la grabación de tu último álbum humorístico, “Piratas del aljibe”?

–Fue como hacer un show en vivo ante un público nuevo. Es que antes de grabarlo, yo le conté a Mario Pereyra dónde y cuándo lo íbamos a hacer y el lo comentó al aire. Y dos horas antes de comenzar la grabación, en el estudio había una cola de gente que quería entrar. ¡Mis amigos no pudieron entrar! Llegué al estudio a las cuatro y media y había una viejita esperando. Le dije que faltaban casi tres horas para empezar, pero ella insistió en quedarse ahí. ¡Quería estar primera!.

–¿Habrá disco de “Flaquito feo”?

–Sí. Pero primero voy a sacar un single sólo con el cuento de Tarzán. Es que el disco donde estaba incluido no se volvió a editar, y la gente me pide ese chiste. Así que voy a regrabarlo, en versión actualizada, y calculo que estará saliendo a mediados del mes que viene.

–Justamente, ése es uno de los cuentos que te ha llevado a ser un ídolo para los adolescentes. ¿Qué pensás de este éxito entre los pibes?

–No sabría cómo explicarlo, simplemente sale así, a los adolescentes (y también a los chicos) les gusta el humor que hago. El año pasado fui al colegio Zorrilla, y me habían preparado un living para charlar. Y se armó un lío tremendo porque todos querían autógrafos, así que tuve que ir aula por aula. También me pasa que los chicos llevan a sus padres para que me vean.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo