?>
Córdoba

Sistema de Transporte Urbano: el primer día hábil fue “bastante caótico”

Según Díaz Cardeilhac, por asambleas de choferes, protestas de vecinos, y 45 unidades menos en circulación, no se pudo cumplir bien con lo previsto.

El nuevo sistema de transporte urbano de pasajeros afrontó este miércoles su primer día hábil con más quejas de vecinos y con dificultades para cumplir con los recorridos y frecuencias previstos. El día comenzó con 700 unidades en circulación, cuando se esperaba tener 745.

"Si lo tengo que sintetizar, te digo que fue un día bastante caótico, tuvimos asambleas, cinco manifestaciones que interrumpieron el servicio, y unidades que demoraron en salir a la calle: en conjunto, estas cuestiones nos hicieron imposible cumplir con lo previsto", se sinceró el titular de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac.

"Ciudad de Córdoba fue la empresa con más inconvenientes, arrancó el día con 28 unidades menos, que se fueron subsanando durante el día, pero tuvimos la asamblea de tres horas que trastocó todo", señaló el funcionario (ver Sobre llovido, asambleas).

"Los choferes hicieron asambleas por falta de unidades, pero la semana pasada tenían 30 coches menos que ahora y no pararon", cuestionó Díaz Cardeilhac.

Los vecinos disconformes con el nuevo esquema se hicieron oír también, y hasta tomaron unidades en algunos barrios, como Ampliación Ferreyra. "También hubo protestas en la avenida Rancagua, en Juan B. Justo y en otros recorridos que presta Ersa", reconoció.

"Fue un contexto que hizo imposible cumplir con lo previsto, más allá de que hemos intimado a las empresas para que pongan todas las unidades comprometidas, y que cumplan las frecuencias", evaluó el titular del área.

Aunque se preveía que hubiera un significativo ausentismo de choferes ante el cambio y la presión que genera el enojo de los vecinos, no había reportes de que esto hubiera afectado demasiado al servicio.

"Las empresas habían previsto contraturnos, hubo 5 o 6 unidades que no se pudieron poner en marcha por falta de conductores", indicó.

Combinaciones. Las combinaciones con hasta una hora de diferencia estuvieron en el ojo de la tormenta: sólo son sin cargo o con costo reducido cuando se hagan "en igual sentido", algo que no se había informado con precisión, y que dio lugar a confusiones.

En el cuadernillo que entregó la Municipalidad con el detalle de los corredores no se especificaba tal condición, y Red Bus respondió sistemáticamente a los usuarios enojados que consultaban que "No todas las zonas se combinan sin costo, aunque sean del mismo color".

Los derivaban a informarse en el 0800-444-6740, de 8.30 a 17.

No diferencial. El servicio diferencial que ahora presta Ciudad de Córdoba aún no cuenta con unidades para tal prestación. "Por eso están cobrando tarifa común", aseguró Díaz Cardeilhac.

Sobre llovido, asambleas

Cerca del mediodía, otro problema se “subió” al colectivo: asambleas en punta de línea de los servicios 20, 26, 27 y 71 de Ciudad de Córdoba.

La protesta fue detonada por la “falta de unidades”, pero a través de UTA, los conductores apuntaron más razones: falta de puntas de líneas en algunos recorridos nuevos (como 73 y B70), y el nivel de presión sobre los choferes, que fueron blanco de numerosas consultas y reclamos. Adrián Lentini, vocero de UTA, confirmó a Día a Día que a las 17 se había levantado la medida.

“Se levantó porque llegaron las unidades que estaban faltando, pero hay muchísimas líneas con problemas”, aseguró. “El 73 hace el recorrido que era del T, que pasó de una demora de 10 minutos a 20, y la gente se enoja con los choferes”, indicó.

“Es todo muy improvisado, ¡si hasta hubo empresas que no alcanzaron a pintar las paradas!”, cuestionó Lentini, y concluyó: “Es lógico que no iba a funcionar perfectamente en un día o en una semana, pero se tomaron muchas decisiones sin consultar a UTA”.

Desde el municipio se informó que las unidades que faltaban no habían salido por falta de documentación y porque hubo choferes ausentes; pero que debían estar circulando luego de las 12.

Agresión en Villa Boedo

Si los problemas de frecuencia fueron una de las grandes dificultades que registró este miércoles el debutante nuevo sistema de transporte, en Villa Boedo la cosa llegó a extremos.

El vocero de UTA, Adrián Lentini, informó que el chofer de una unidad de la línea 73 tuvo un fuerte entredicho con un pasajero que le reclamó por la demora en el servicio y terminó golpeando al conductor con una bordeadora. El empleado salió este miércoles de licencia médica.

Lentini aseguró que el problema en ese barrio del sureste de la ciudad se generó porque la línea 73 es la única que “saca” gente del lugar. “Antes ese recorrido era cubierto por la línea T, con frecuencia de 10 minutos. La actual 73 tiene frecuencia de 20 minutos, y está diagramada con 8 servicios. Eso generó grandes demoras y el enojo de la gente”, dijo.

En tanto, algunos vecinos de Boedo aseguraron que debieron esperar 40 minutos el colectivo e incluso caminar varias cuadras para cruzar Circunvalación y tomar otra línea.

Puntos problemáticos

Sin señalizar. Aunque la meta del municipio era que las empresas llegaran al miércoles con todas sus paradas señalizadas con la nueva nomenclatura en el Centro y macrocentro, esto no llegó a cumplirse. Ersa y Autobuses Santa Fe registraban el mayor déficit en esta materia.

La primera, incluso (opera corredores 3 y 8, rojos), mantenía paradas céntricas sin acondicionar. En las zonas más periféricas de la ciudad el déficit fue mucho mayor. Incluso desde la UTA aseguraron que a los choferes les faltaba información para seguir los recorridos y saber dónde parar. 

Desinformación. Fue permanente la llegada de pasajeros a los puntos informativos para saber qué ómnibus debían tomar. A ese público que hacía su primer contacto con el sistema se sumaron personas que manejaban cierta información, pero que no encontraban paradas o tenían dudas sobre combinaciones. Una enorme parte de ese caudal de desorientación recayó sobre los choferes, a los que la gente acudía para evacuar toda clase de dudas. 

Discapacitados. Sus titulares tuvieron dificultades para utilizarlos este miércoles. El municipio aseguró que el 28 de febrero ordenó a las empresas que lleven sin cargo a este público hasta el 17 de marzo, fecha tope para actualizar los pases al nuevo sistema (líneas, cambios de empresas).

Sin embargo, muchos choferes no contaban con esta directiva.

El trámite se realiza de lunes a viernes de 8 a 14 y de 15 a 20, y los sábados de 8 a 15 en la Dirección de Discapacidad Municipal (Ayacucho 381 planta baja).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo