?>
Córdoba

Córdoba, más que “limpita”

La ciudad vivió una intervención solidaria. Jóvenes de todo el mundo salieron a limpiar nuestras calles.

Más de 2.500 jóvenes de distintas partes del mundo intervinieron varios barrios de nuestra ciudad durante la mañana del miércoles, en el marco del Congreso Internacional CIMA 2014, que reúne a jóvenes de distintas iglesias cristianas del mundo. El masivo encuentro se lleva a cabo en el Complejo Ferial Córdoba desde el 18 de enero, hasta el próximo viernes.

Luego de seis días de charlas de oradores provenientes de distintas disciplinas, este miércoles se puso en marcha la "Operación CIMA", por la cual los jóvenes participantes llevaron a la práctica lo incorporado durante el Congreso.

Un grupo se congregó en el Centro, para implementar la campaña "Limpiamente", que consistió en la limpieza de la plaza San Martín y la peatonal, al mismo tiempo que se acercaban a las personas para charlar sobre su misión y dar consejos de limpieza en la ciudad y en la vida.

"Enseñamos a que la gente limpie su vida y su casa", contó Esther, llegada desde Bolivia.

La intervención contó con el apoyo de la Municipalidad de Córdoba, que aportó las bolsas y los guantes que los chicos utilizaron para limpiar las calles. Además, utilizaron palas, escobas y espátulas.

La música también estuvo presente, para entretener a los transeúntes que sólo pensaban en los más de 45º de sensación térmica que hacían a las 12 del mediodía en el Centro. Un grupo, compuesto por paraguayos, argentinos, bolivianos y chilenos, interpretó canciones cristianas en distintos estilos.

Carlos Segovia, de Paraguay, es uno de los cantantes de la banda que se formó improvisadamente. Para él, el objetivo de esta campaña de limpieza es "dejar un impacto en la ciudad de Córdoba".

Gastón Fontaine, lleva varios años participando de los Congresos CIMA. Tiene 25 años y se autodefine como "cordobés por adopción", pero misionero en los papeles. Él es uno de los más de 300 voluntarios que este año ayudaron a coordinar el Congreso Internacional.

"Yo, como joven, encuentro en este tipo de organizaciones un lugar donde se puede trabajar en serio", afirmó Gastón, quién dedica varios meses al año al voluntariado.

El joven explicó que durante todo el año han ido detectando necesidades en la ciudad, como la de limpieza, para lo cual se han llevado a cabo distintas actividades en siete barrios cordobeses.

Mientras algunos se dedicaban a la limpieza de las calles, otros jóvenes visitaron hogares de ancianos y comedores de la ciudad, brindaron talleres para víctimas de abusos y un grupo de payamédicos (que fueron entrenados en el Congreso) visitaron a enfermos en los hospitales públicos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo