?>
Policiales

Fue una escapada con las “esposas”

Viajaban esposados uno al otro, pero se fugaron del utilitario en el que eran traslados. Hasta anoche, no habían sido recapturados.

Violación a domicilio, encubrimiento y resistencia a la autoridad. De esos tres presuntos delitos debían ser notificados Lucas Millán (20) y José Heredia (23), los dos jóvenes que pese a estar esposados entre sí se escaparon de un móvil policial en el que eran trasladados desde la UCA hacia la Comisaría 19. Anoche, al cierre de esta edición, ambos seguían prófugos, y la Justicia agregaba a la lista a un tercero, de quien no se informó la identidad, posible cómplice en la fuga.


Anoche, cuando ya habían pasado 24 horas desde la fuga, policías custodiaban las casas de los familiares de los prófugos y posibles aguantaderos de la zona sur de la ciudad y patrullaban con celo los barrios José Ignacio Díaz cuarto y quinta sección.

“Caquitos” en fuga. “Fuerzan un poco la puerta trasera, que no se abrió del todo. Se habrá corrido unos 20 centímetros, pero son de contextura física pequeña y lograron salir”. Así fue la fuga según la versión que dio el comisario Claudio Vignetta, quien quedó a cargo del operativo de recaptura desde la madrugada y hasta el mediodía de ayer.


Durante la medianoche de ayer, los presos se descolgaron de la Ducato en la que eran trasladados. Según la versión oficial, otros tres detenidos que viajaban en el móvil –y que estaban a punto de recuperar la libertad– avisaron a los policías que sus “colegas” habían abierto la compuerta y saltado con el vehículo en movimiento.


En un principio, los policías pensaron que la recaptura sería sencilla: en definitiva, los presos iban agarrados de una misma “esposa”, sin posibilidad de desprenderse del lastre que le resultaba el otro. Sin embargo, ayer a las 11 las “esposas” aparecieron, cortadas, en un campo de la zona. Por eso la Fiscalía agregó a un tercer joven como presunto cómplice: sería quien cortó el grillete, aunque no se difundió su identidad.


Durante la mañana, más de 60 policías rastrillaron la zona apoyados desde el helicóptero. También se montaron controles en las principales calles de la zona sur. La búsqueda se concentraba en los campos y casas quintas del camino San Andrés, vía que une Camino a 60 Cuadras con Ampliación Fe- rreyra.


Pero anoche el operativo se había “ampliado” a las inmediaciones de los barrios José Ignacio Díaz cuarto y quinta sección, confiaron fuentes que participaban de la búsqueda.


En un principio, la Policía informó que los “evadidos” no tenían antecendentes penales. Sin embargo, esto estaba en duda: sería un extraño caso de “perejiles” que se exponen a la persecución policial tras una fuga.

............................................................

¿Escape libre?

El Ministerio de Seguridad informó que los dos policías que trasladaban a los presos están desde ayer en “situación pasiva”, a la espera de que se esclarezca su posible participación en la fuga. Martín Berrotarán, el presidente del Tribunal de Conducta, emitió esta medida administrativa hasta tanto finalice la investigación judicial. Ambos efectivos debieron entregar sendas armas reglamentarias y tendrán ahora un importante recorte de su salario: sólo cobrarán el 30 por ciento.


Paralelamente, la Fiscalía que investiga el caso puso la lupa sobre ellos y la facilidad con la que escaparon los detenidos.


Sumate a la conversación
Seguí leyendo