?>
Córdoba

La Municipalidad “hunde” la Costanera

La hará pasar por debajo del Puente Centenario, para aliviar el tránsito en esa zona. Comenzarán a trabajar en el verano.

Eliminar la cola de autos de varios metros que en horas pico se convierte en paisaje habitual de la Costanera, al llegar al puente Centenario. Y dar mayor fluidez al tránsito en toda esa área.

Eso busca la Municipalidad de Córdoba con una serie de obras e intervenciones viales que planea en el sector, entre las que se destaca la de “bajar” la avenida Costanera al nivel del río, para que pase sin interrupciones por debajo del puente Centenario. Hoy, al llegar a esa intersección sube para fundirse, al cruzar Roque Sáenz Peña con bulevar Las Heras.

Las autoridades de Desarrollo Urbano de la comuna capitalina explicaron que los trabajos estaban planeados desde hace tiempo, en el paquete de rediseño del tránsito que se pensó para diversos puntos de la ciudad.

A la vez, cobrarán otra escala y necesidad con el avance del proyecto de seis torres de vivienda que la desarrollista de Sergio Roggio impulsa frente al Parque Las Heras, en el marco de un convenio urbanístico que firmó con el municipio. Ese acuerdo se discute por estos días en el Concejo Deliberante de la ciudad, entre apoyo del oficialismo y críticas de la oposición. Y al estar planeado en etapas llevará unos seis años de concreción.

Vinculado a él, la comuna ya trazó un esquema de plan vial con variantes, según los fondos que se reúnan. En lo inmediato, comenzará a ejecutar cambios que considera necesarios, como la bajada de la Costanera, que sintonizan con el modelo general.

Zambullirse. “Al llegar al Centenario se hace un nudo muy complicado, tenemos un gran problema de tránsito. Por eso queremos bajar la Costanera y que quede al mismo nivel del río tal como sucede en los puentes anteriores.

Luego, la calle subirá hasta llegar a Alvear”, precisó Héctor Di Forte, subsecretario de Planeamiento y Desarrollo Urbano de la Municipalidad. “Su ejecución está planeada en forma inmediata, para aprovechar la disminución del tránsito en el verano”, agregó el funcionario.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Urbano, Mariano De Juan, también aseguró que la obra será encarada en breve y por administración, esto es, con personal del municipio y fondos propios. “No se trata de un proyecto demasiado complejo ni caro. Aún no cuantificamos en detalle el presupuesto, pero es manejable”, aclaró Di Forte.

El funcionario explicó que apenas se active esa reforma, deberán entrar en vigencia otros cambios de circulación asociados en el área. “Es cuestión de poner en marcha modificaciones de algunas manos y hacer efectivas las rotondas”, dijo. La primera será una conexión para tomar el bulevar Las Heras desde avenida Costanera a la altura del puente Antártida Argentina, ya que no se podrá hacerlo más en el próximo puente tal como sucede hoy.

Los autos que planeen doblar en General Paz podrán tomar Las Heras allí, y al llegar al cruce con Roque Sáenz Peña doblar a la derecha en forma permanente, bajando hacia el puente de una manera más ágil.

A la vez, los funcionarios planean hacer de doble mano el tramo de Lavalleja que va desde bulevar Los Andres y al puente Antártida, con éste incluido, para generar un corredor alternativo a General Paz para quienes llegan desde la zona oeste y buscan doblar hacia el centro.

“Bulevar Los Andes también será de doble mano hasta Lavalleja. Entonces, el que circule desde barrio San Martín podrá bajar por esa calle, cruzar el río Suquía y tomar Cañada, por ejemplo”, explicó Di Forte. “Si se elimina el estacionamiento, la calle Lavalleja quedaría con cuatro carriles y podría funcionar perfecto con doble mano. Hay otras zonas para estacionar en el área, por lo que eso no debería ser un problema”, aseguró el funcionario de la comuna cordobesa.

Rotonda “Naranja”. Del otro lado del río, los cambios se complementan con una rotonda en Lavalleja-Jujuy y Tablada, con el fin de permitir que los autos que bajan por el puente puedan doblar hacia La Cañada o en sentido opuesto, hacia el Centro, por Tablada; y a la vez circulen desde el microcentro y hacia barrio Alta Córdoba.

De Juan explicó ante los ediles que hay un preacuerdo con Tarjeta Naranja, que construye un edificio en Humberto Primo y Sucre, para que ceda espacio para realizar esa obra. La sede de la tarjeta fue blanco de una concertación firmada con Daniel Giacomino, sobre la que la actual gestión negocia algunas modificaciones. “Esta rotonda también está planeada en el corto plazo, comenzará al año que viene”, señaló De Juan.

El plan se complementa con otros trabajos a futuro, cuya realización está supeditada al avance del convenio urbanístico con Roggio. Al hablar ante los concejales sobre ese acuerdo, los funcionarios señalaron que se solicitó a la desarrollista que ceda espacio para sumar dos carriles a las cuadras de bulevar Guzmán y Las Heras que rodean el emprendimiento, para poder hacer de doble mano el primero y agilizar el tránsito en el segundo.

Otra obra que está en planificación es una rotonda en Las Heras y Roque Sáenz Peña y, la más ambiciosa, el encierro en un “túnel” de la Costanera al llegar al puente Centenario, para permitir que la unión del Parque las Heras con la ribera del río le pase por arriba.

Sobre este punto, la gestión del intendente Ramón Mestre también mantiene conversaciones con el Gobierno de la Provincia, que tiempo atrás impulsó un proyecto para mejorar y ampliar el Parque Las Heras.

.............

Abajo

Del puente Centenario. El plan es hacer pasar la Costanera bajo el Puente Centenario. Luego, volverá a subir hasta llegar a Alvear.

..........

Proyecto

6 años. El proyecto de Sergio Roggio llevaría seis años de construcción. Se levantarían seis torres de hasta 90 metros de altura.

.............

Recursos

Propios. La gestión radical planea realizar las primeras intervenciones urbanas en la zona con personal propio de planta municipal.

..............

Mil departamentos generan dudas a futuro

En un lote ubicado frente al Parque Las Heras (entre Jujuy y Tucumán), la desarrollista de Sergio Roggio quiere construir 116.635 m2. Serían seis torres de viviendas (unos 1.000 departamentos) de hasta 90 metros, con comercios en la parte inferior y estacionamiento subterráneo.

Al disparar la cantidad de residentes, el complejo de Roggio obligará a un replanteo vial en la zona, del que el municipio tiene un esquema trazado. La iniciativa es blanco de un convenio urbanístico firmado con el municipio, y está en discusión en el Concejo Deliberante.

El beneficio que Roggio busca es poder construir mayor altura a la permitida (90 metros). Al “irse hacia arriba”, ofrece liberar superficie en planta baja. Como “beneficio” para el municipio, plantea canjear la superficie de la calle Sucre (una cuadra que atraviesa su terreno), que no pudo ser trazada debido a los desniveles de esa zona. Ofrece donar el 15 por ciento de la extensión del terreno para espacio verde.

Por el sistema que establece la ordenanza de convenios urbanísticos, la desarrollista pagaría al municipio 23 millones de pesos en concepto de devolución de parte del beneficio de rentabilidad extra que obtiene si le dan la mayor altura.

¿Colapso? Los bloques opositores plantearon varios cuestionamientos al convenio. El Frente Cívico y el bloque Eva Duarte, liderado por Olga Riutort, reclamaron mayores precisiones técnicas e informes en materia de tránsito, impacto ambiental y demanda de infraestructura derivada del emprendimiento.

Al respecto, la respuesta del municipio es que los dictámenes oficiales sobre tránsito e impacto ambiental se elaboran cuando Roggio efectivamente presente su proyecto de obra a la comuna, no en esta etapa, donde se discute generarle las condiciones legales básicas para presentarlo. Y suman que en ese momento Tránsito puede exigirle pagar otras obras viales complementarias a la desarrollista.

“Es fundamental conocer el plan de movilidad del área que se verá seriamente perjudicada por la eliminación del tramo de la avenida Costanera lindera al Parque Las Heras”, señaló Esteban Dómina (juecismo), temiendo un futuro colapso de tránsito en la zona. Los bloques criticaron la falta de certezas respecto al proyecto de ampliar y mejorar el parque, y de la obra de tránsito más ambiciosa (meter la Costanera en un túnel en ese tramo para que el verde de Las Heras y la ribera del Suquía se conecten por encima).

El municipio señala que analiza diferentes fuentes de dinero y negocia con la Provincia, pero no hay nada confirmado al respecto.

.............

Viales

Rotondas y cruces. El plan incluye realizar cambios importantes a nivel de la circulación vial, con nuevas rotondas y cruces.

..............

Un plan ambicioso

Este es el esquema completo que el municipio tiene pensado para el área del Parque Las Heras, considerando que prospera el proyecto de seis torres de vivienda que Sergio Roggio impulsa en la zona.

Combina intervenciones pensadas con anterioridad para mejorar la circulación en el área, y otras que serán más necesarias cuando aumente la densidad. Algunos trabajos se harán en lo inmediato porque se los considera necesarios ya: “bajar” la Costanera para que el tránsito fluya debajo del puente Centenario, conectar esa avenida con bulevar Las Heras a la altura del puente Antártida, hacer de doble mano a Lavalleja desde bulevar Los Andes hasta el puente Antártida incluido, y conectar a la rotonda que se construirá al otro lado del río, a la altura de Tablada.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo