?>
Argentina

Videla dice que está preso por “venganza”

Desde la cárcel, el represor habló con un medio español. Reivindicó la represión, criticó los juicios y cuestionó el número de desaparecidos.

 

El ex dictador Jorge Rafael Videla, actualmente procesado por el robo sistemático de bebés y cumpliendo varias condenas perpetuas en prisión por delitos de lesa humanidad, sostuvo que él y otros represores están presos por venganza. En tanto, acusó al Gobierno nacional de impulsar los juicios a represores con un espíritu de absoluta revancha.

Videla hizo estas declaraciones durante un reportaje que le hizo la revista española Cambio 16, conocido ayer, en la Unidad 34 del Servicio Penitenciario de Campo de Mayo. El militar está purgando en ese penal su condena.

Para el ex presidente de facto, que durante el reportaje también defendió la actuación de las fuerzas armadas durante la dictadura, aseguró que la República está desaparecida. “El Parlamento no tiene contenidos, está compuesto por ganapanes que temen perder el puesto y se venden al mejor postor. No hay nadie en la escena política con lucidez capaz de hacerles frente”, disparó.

Videla declaró al semanario español que el peor momento para los militares fue cuando los Kirchner llegaron al poder. “El matrimonio Kirchner vuelve a retrotraer todo este asunto a la década de los setenta, y vienen a cobrarse lo que no pudieron cobrarse en esa década y lo hacen con un espíritu de absoluta revancha”, señaló.

De inmediato, declaró: “Es la vendetta para una satisfacción personal sin razones, totalmente asimétrica, fuera de medida. Aquí no hay Justicia, sino venganza, que es otra cosa bien distinta”.

El militar, además, reflexionó ante la revista ibérica sobre los desaparecidos y rebatió la cifra que reclaman las organizaciones de derechos humanos argentinas. Según él, son solamente 7 mil los muertos, que es el número de reclamos de indemnización que se presentaron durante la administración de Carlos Menem.

El titular la primera junta militar también aclaró que tuvo una buena relación con el empresariado argentino y la Iglesia Católica durante la dictadura, incluso con los políticos de otros partidos. 

Aunque reconoció que sí tuvo diferencias con el almirante Emilio Massera. 

Repudio. Las declaraciones de Videla tuvieron una rápida respuesta en todo el arco político argentino. Diputados, senadores y dirigentes repudiaron abiertamente sus dichos.

¿Quién es Videla? Encabezó la Primera Junta Militar del llamado Proceso de Reorganización Nacional y fue presidente de facto desde el golpe de 1976 hasta 1981. Con anterioridad, había sido jefe del Ejército, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, a la que luego derrocó.
Tras la restauración de la democracia, en 1983, fue condenado a prisión perpetua y destitución militar por innumerables crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno de facto.

Desaparecidos. “Esa es la realidad: 7 mil desaparecidos, frente a los 30 mil que reclaman las Madres de Plaza de Mayo”.

La dictadura. “No salimos como Fuerzas Armadas a cazar pajaritos, sino a combatir al terrorismo y a los subversivos. Estamos preparados, como militares, para matar o morir. Estábamos en una guerra ante un enemigo implacable”.

El Kirchnerismo. “Los Kirchner son los que dijeron que no habría simetría en el asunto de la guerra que vivimos y nos señalaron como los malos, los responsables, y a los terroristas como los buenos, como las víctimas de aquellos años terribles”.

Isabelita. “No estaba preparada para ser presidente. Se necesitaba carácter, capacidad para tomar decisiones, rasgos de los que carecía totalmente esta señora. Era una buena alumna de Perón, pero le faltaban fuerzas y conocimientos para llevar a cabo la lucha y poner orden”.

La Iglesia. “La Iglesia cumplió con su deber, fue prudente, y dijo lo que le correspondía decir sin que nos creara a nosotros problemas inesperados. La Iglesia argentina en general, y por suerte, no se dejó llevar por esa tendencia izquierdista y tercermundista”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo