?>
Policiales

Siete presos por la efedrina, relacionados al triple crimen

Un policía, un ex guardiacárcel y una funcionaria municipal están presos. Hay un prófugo, que sería de la DEA.


Una funcionaria comunal, un policía bonaerense, un ex guardiacárcel y otras cuatro personas fueron detenidas en una serie de allanamientos en el marco de la causa por el tráfico de efedrina para elaborar drogas sintéticas. Uno de los procedimientos se realizó en una mansión de General Rodríguez, la localidad bonaerense donde el 13 de agosto pasado fueron encontrados los cuerpos sin vida de los tres empresarios Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón
El dueño de la mansión, al que la policía identificó como Hernán De Carli, se encuentra prófugo, aparentemente, en Miami. Entre los objetos secuestrados hay una credencial a su nombre emitida por la DEA, la agencia antinarcóticos norteamericana. No es la primera vez que la DEA aparece en escena en el caso. Algunos especulan que Forza, a través de uno de sus custodios, podría haber sido buchón de ese organismo de inteligencia.
El procedimiento se realizó, por orden del juez Federal de Campana Federico Faggionatto Márquez, en la lujosa residencia situada en Los Tilos 487, a la altura del kilómetro 58 de la ruta 5.
Faggionatto Márquez, investiga un cartel mejicano que elaboraba drogas sintéticas con efedrina. Al procedimiento se sumó el fiscal penal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, a cargo de la causa por el triple crimen de General Rodríguez, ya que un testigo de identidad reservada vinculó a uno de los ahora detenidos con esos homicidios.
En la mansión la Policía encontró una decena de armas, entre ellas una pistola calibre 40, similar a la empleada para matar a Forza, Ferrón y Bina. El abogado de las viudas de las víctimas, Miguel Ángel Pierri, dijo que los tres hombres asesinados pudieron haber estado en esa mansión antes del crimen e insinuó que uno de los detenidos sería acusado del homicidio.
Para Pierri es probable que, luego de "cerrar un negocio", hayan sido retenidos allí hasta ser asesinados.

procedimientos. Uno de los detenidos es, ni más ni menos, que el jefe de calle de la seccional de General Rodríguez, teniente primero Darío Mario Atrio. El policía, que tras el arresto fue desafectado de la fuerza por la Auditoría General de Asuntos Internos, quedó incomunicado hasta declarar ante la Justicia.
Bajo los mismos cargos fue apresada en su domicilio una funcionaria comunal de General Rodríguez, identificada como Cristina Otero, cercana a Juan Manuel Poggi, también funcionario de esa comuna y acusado en la misma causa.
Por otro lado fue apresado el ex agente del Servicio Penitenciario Federal Miguel Ángel Lombardi, quien trabajaba como custodio de la mansión y en cuyo poder se secuestró un auto Renault Clio rojo, el que se hallaron manchas de sangre. También quedaron demorados los padres de De Carli, una hermana y una amiga.

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo