?>
Córdoba

La Caja suspendió a dos financieras por “abusos”

Fue por encontrar irregularidades y tasas muy elevadas en préstamos otorgados a jubilados. Auditan todo el sistema de descuentos por planilla.

Dos entidades mutualistas que otorgaban préstamos en efectivo a beneficiarios de la Caja de Jubilaciones de la Provincia fueron suspendidas días atrás por el organismo previsional, y ya no pueden seguir operando como financieras de los jubilados y pensionados cordobeses. La resolución adoptada por la Secretaría de Previsión Social fue confirmada a Día a Día por una alta fuente del Gobierno provincial, quien no descartó que se tomen medidas similares con otras prestamistas habilitadas por la Caja de Jubilaciones.

“Encontramos en ambos casos problemas serios relacionados con la documentación utilizada para el otorgamiento de los préstamos, además de tasas de interés aplicadas muy elevadas”, dijo la fuente consultada por este diario. “No vamos a tolerar la usura, y por eso decidimos suspender a estas dos entidades”, señaló.

La decisión adoptada por la Caja cordobesa está en línea con la medida anunciada ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en relación a limitar las tasas de interés que cobran las entidades financieras adheridas a la Anses en los préstamos otorgados a jubilados nacionales, incluido el tope de descuento que puede aplicarse por planilla de haberes (ver página 10).

Sobre un total de 90 mil beneficiarios de la Caja, alrededor de 56 mil jubilados y pensionados tienen descuentos por planilla de haberes por préstamos en efectivo o uso de órdenes de compra de bienes y servicios. En 2010, se movilizaron más de 140 millones de pesos a través de estos códigos de descuentos aplicados por 75 entidades mutualistas, gremiales o financieras adheridas al régimen regulado por la Caja.

La suspensión de las dos financieras cordobesas se dio en el marco de un proceso de auditoría general que la Secretaría de Previsión Social está encarando sobre todo el sistema de códigos de descuento por planilla, evaluación que estará lista en febrero de 2012 y a partir de la cual la Caja podría tomar resoluciones que estén en línea con las adoptadas a nivel nacional, particularmente en lo referido al tope de las tasas de interés. “Lo vamos a evaluar. Nuestra esquema de descuentos es algo distinto al nacional, y veremos si es necesario resolver algo sí”, dijo la fuente.

Lo que sí ya rige desde hace algunos meses en la Caja provincial es un tope sobre los descuentos mensuales que pueden aplicarse a los haberes, que en este caso no puede superar el 20 por ciento del total de ingresos de cada jubilado (la nueva resolución de la Anses fijó ese techo en el 30 por ciento). Sólo en casos excepcionales, el jubilado puede solicitar una ampliación del tope hasta el 50 por ciento con el propósito de solventar gastos en medicamentos, vestimenta o alimentos.

El actual proceso de auditoría sobre los códigos de descuento se enmarca en un replanteo general del esquema encarado por la gestión de Osvaldo Giordano, presidente de la Caja, a través del cual se busca transparentar el sistema en defensa de los derechos de los jubilados. “Hasta hace unos años, el sistema de códigos de descuento era un agujero negro en el que nadie sabía qué se descontaba y para qué. Ahora queremos clarificar todo, dando incluso la posibilidad al jubilado de que pida la interrupción del descuento por planilla”, explicaron desde la Provincia.

Descuentos por planilla
Dos de cada tres. Sobre un padrón de 90 mil beneficiarios de la Caja, 56 mil jubilados y pensionados (el 62 por ciento) tienen descuentos por planilla generados por la toma de préstamos en efectivo o el uso de órdenes de compra.
Entidades adheridas. Luego de un proceso de ordenamiento, la Caja de Jubilaciones habilitó a 75 entidades mutuales, sindicales y financieras a practicar códigos de descuento sobre las planillas de haberes de sus beneficiarios.
Topes y límites. Los descuentos por planilla no pueden superar el 20% de los haberes mensuales. Por el momento no se han establecido límites a las tasas de interés aplicadas sobre los créditos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo