?>
Córdoba

“Jóvenes ni”, altamente excluidos del secundario

Sin empleo. Un estudio de Idesa muestra que 2 de cada 3 jóvenes que ni trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo no terminaron el secundario.

Se los conoce como los “jóvenes ni”. Son los jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni buscan trabajo. Son los excluidos más difíciles. Los auto excluidos. Los que están fuera pero ni siquiera buscan entrar.

Sobre este difícil grupo social se refirió Bianca Andreini, ecónoma e investigadora de Idesa, quien calificó como “altamente preocupante” el hecho de que 2 de cada 3 jóvenes que no trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo, no finalizaron el secundario.

“Estos jóvenes no alcanzaron a completar la formación básica obligatoria, lo cual tiene una repercusión directa en sus posibilidades de inserción laboral”, evaluó la especialista, considerando a la educación secundaria completa como un “requisito esencial en la mayoría de los puestos de trabajo ofrecidos”.

Difícil inserción. El estudio fue realizado con el entrecruzamiento de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que realiza el Indec, con datos correspondientes al cuarto trimestre de 2010. Tales datos revelan por ejemplo que el 43 por ciento de los jóvenes desocupados de entre 15 y 24 años no tiene el secundario completo.

Esto viene a afectar un colectivo que de por sí es el que más problemas tiene para integrarse en el mundo laboral formal. Mientras que para los adultos la tasa de desempleo es del 6 por ciento, en el caso de los jóvenes de esa franja etaria la cifra trepa al 16. Pero es mayor entre los chicos con bajo nivel educativo (17%) en contraposición a los que alcanzaron un nivel de educación superior (10%).

De ello es fácil inferir cómo “el desempleo afecta desproporcionadamente a los jóvenes con menor nivel de educación”, sintetizó la investigadora de Idesa, insistiendo en que “la formación educativa adquirida marcará su inserción laboral y su trayectoria hacia un empleo decente”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo