?>
Mundo

“Irene” deja nueve muertes a su paso

Estados Unidos. Anoche se esperaba su efecto devastador en Washington. Hoy llegará a Nueva York. Hay dos millones de evacuados.

En su arrasador paso, el huracán “Irene” provocó al menos nueve muertes pero perdió intensidad al bajar sus vientos máximos sostenidos a 130 kilómetros por hora. Al cierre de esta edición, Washington DC estaba en alerta para recibirlo, mientras que Nueva York seguía en vilo porque se lo esperaba para hoy, sobre todo en la zona este de la ciudad.

“Irene” se mantiene como un ciclón de categoría 1, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. “Se pronostica que permanecerá como huracán al desplazarse cerca o sobre el centro de la costa atlántica y se aproxime a Nueva Inglaterra. Cuando toque tierra de nuevo se debilitará hasta convertirse en un ciclón post-tropical el domingo en la noche (por hoy) o el lunes (por mañana)”, anticipó el CNH. El centro calculó que entre el mediodía y el atardecer de hoy las ráfagas alcanzarán a Nueva York.

El huracán azotó ayer los estados de Carolina del Norte, Virginia y Florida, donde causó al menos nueve muertes con vientos de hasta 165 kilómetros por hora, mientras se desplazaba al norte a 22 kilómetros horarios. Una persona murió en un accidente de tráfico, otra a causa de un ataque cardiaco cuando clavaba tablones para proteger su vivienda de la tormenta, y otra al caerle encima la rama de un árbol. En Virginia, se cobró las vidas de un pequeño de 11 años y de un automovilista que resultó aplastado al caer un árbol. En Florida, las grandes olas atrajeron a surfistas y uno de ellos perdió la vida a causa del temporal.

Trastornos. Tras el arribo de “Irene” al este de Estados Unidos, un millón de hogares se quedaron sin electricidad, el número de evacuados se elevó 2.300.000 en toda la costa. Anoche iban a verse afectadas las ciudades de Washington D.C. y Philadelphia, cuyo alcalde, Michael Nutter, declaró el estado de emergencia por primera vez desde 1986. Se esperaban inundaciones y cortes de electricidad y de líneas telefónicas.

A su vez, la gobernadora de Carolina del Norte, Bev Perdue, señaló entre los daños preliminares el bloqueo de 10 rutas principales por anegamientos.

Washington y Nueva York esperan en alerta máxima
Washington y Nueva York, dos de las ciudades más importantes de Estados Unidos, esperan, alertas, la llegada del huracán Irene. El fenómeno fue degradado a categoría 1 anoche, pero todavía con vientos de hasta 140 kilómetros por hora, mientras se acercaba a la capital del país. El intendente de Washington advertido de probabilidades de inundaciones en la mayoría de zonas bajas de la ciudad, mientras Filadelfia declaró el estado de emergencia.

En Washington, un millón de personas fueron evacuadas de manera preventiva, mientras e el intendente neoyorquino, Michael Bloomberg, advirtió a los ciudadanos que cumplan con las órdenes de evacuación obligatoria. Uno 370.000 residentes dejaron sus hogares en las zonas bajas. “Quedarse es peligroso, es tonto y es contrario a la ley”, afirmó.

Todas las líneas de subte, ómnibus y tren fueron interrumpidas hasta nuevo aviso. Además, los cinco aeropuertos que operan en la zona de Nueva York cerraron anoche y seguirán así toda la jornada de hoy.

Katrina, el huracán más devastador en EE.UU.
Septiembre 2010. El huracán Earl llegó con alerta de catástrofe a Carolina del Norte, pero apenas hubo un muerto.

Septiembre 2008. El huracán Ike llegó con vientos de más de 170 kilómetros por segundo a la costa texana del Golfo. Murieron 170 personas y hubo daños por 38.000 millones de dólares.

Agosto 2008. Gustav dañó a República Dominicana, Haití, Jamaica y Cuba. En Estados Unidos murieron más de 100 personas y daños por 5.000 millones de dólares.

Octubre 2005. Wilma obligó a más de 600.000 personas en Cuba a abandonar sus casas. La tormenta también afectó a Haití, Jamaica, México, Bahamas y Florida, con 40 muertos.

Septiembre 2005. Rita tocó suelo estadounidense entre Texas y Luisiana. Hubo marea alta de hasta seis metros y murieron 119 personas.

Agosto 2005. Katrina se ensañó con Louisiana, Mississippi, Florida, Georgia y Alabama, y mató a más de 1.800 personas. La ciudad de Nueva Orleans quedó destrozada.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo