?>
Córdoba

Si Cris “se pone las pilas”, habemus subte

Después de que el proyecto logró el aval del Concejo, Giacomino reclamó fondos federales.

Después de tanto “remo” e insistencia, el intendente Daniel Giacomino consiguió ayer que los ediles le aprobaran la potestad de firmar un acuerdo con la Nación para la construcción de un subterráneo que será financiado por capitales chinos.

Debido a la relevancia del proyecto, el intendente estuvo junto con el secretario de Desarrollo Urbano, Daniel Rey, y la titular de Transporte y Tránsito, María Dasso. En esta oportunidad, el proyecto se aprobó en segunda lectura y por unanimidad, lo que le permitirá al municipio rubricar un entendimiento con el gobierno de Cristina Fernández. “Creo que es importante para la ciudad; ha salido por unanimidad. Ahora queda que la Nación se ponga las pilas, que se ponga a full con este tema”, dijo Giacomino.

“Ahora vendrá la tarea de la Nación, y a seguir trabajando con la empresa China Railway y con Roggio, que está asociada a la empresa china. Que podamos hacer que Córdoba tenga un futuro mucho mejor en el transporte urbano, va a depender mucho también de este subte”, dijo el intendente.

La construcción del metro cordobés correrá por cuenta de la firma asiática, la que demostró experiencia en este tipo de redes. De acuerdo con el proyecto sugerido, se construirían cuatro líneas con un recorrido total de más de 18 kilómetros y 29 estaciones. El costo de la obra se estimó en julio pasado en 1.800 millones de dólares, pero en octubre, al momento de cerrar el acuerdo con la Nación, Giacomino mencionó 1.560 millones.

La aprobación llegó después de tres años de promesas. La propuesta anterior había sido de Eduardo Accastello. Después fue el turno del hoy investigado ex secretario de Transporte de la Nación, el cordobés Ricardo Jaime. Recién con la gestión de Cristina, el tema comenzó a tomarse en serio y consiguió el aval de los ediles. Tras varias audiencias públicas y observaciones de profesionales de universidades, llegó el “Sí”.

Con este “permiso” de los ediles, se autorizó el “uso continuado y exclusivo de los bienes de dominio público y del suelo para la ejecución del sistema de transporte subterráneo”. También se definió que el ente que concesione la explotación de este medio deberá compatibilizar y coordinar con los otros subsistemas, vale decir que tendrá que hacerse un estudio para que exista armonía con los colectivos urbanos y los trolebuses que funcionan en esta ciudad.

Pagos. El proyecto permitiría que unas 200 mil personas viajen diariamente en subte por la capital cordobesa, casi lo mismo que transportan por día todas las líneas de una de las empresas privadas de colectivos urbanos. La inversión sería de 1.800 millones de dólares, con una financiación a 15 años, un plazo de gracia de 36 meses y una tasa de interés del 8,5 por ciento anual.

La empresa China Railway se haría cargo de la construcción y equipamiento del subterráneo, además de poner el 85 por ciento de los fondos, mientras que el 15 por ciento restante sería aportado por el Estado nacional. Esta misma firma está interesada en completar la línea G del metro de la Capital Federal.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo