?>
Córdoba

El sol hace “horas extras” en el verano

El Instituto del Quemado asiste por día hasta 20 pacientes con lesiones graves y moderadas.

Pese a las constantes campañas de prevención, las quemaduras por el Astro Rey parecen no dar tregua. El Instituto del Quemado de Córdoba, referencia provincial a nivel de lesiones de piel, asiste por año un promedio de 300 pacientes con estos problemas. La guardia trabaja a contrarreloj durante el verano, con picos de atención que rondan los 20 pacientes diarios.

“El problema con la quemadura de sol no se agota cuando pasa el enrojecimiento. Las radiaciones son acumulativas y el riesgo de contraer cáncer de piel aumenta a medida que la persona va sumando quemaduras”, explicó Margarita Campos, directora del Banco de Piel del Instituto del Quemado.

Las quemaduras de piel por radiaciones solares son un clásico de todos los años. El Instituto asistió hasta ahora a 281 pacientes con este problema en 2010, con un corte realizado el 27 de diciembre. En tanto, en 2009, médicos y enfermeros del servicio dieron respuesta a 302 personas en el corte total de los 12 meses.

La mayoría de los pacientes presentó quemaduras de segundo grado. Se trata de las lesiones que se ubican a mitad de camino entre las quemaduras superficiales y las que requieren internación en terapia. “Persisten los comportamientos insólitos en la gente. Tenemos casos de pacientes que preparan ungüentos caseros con Coca Cola, por ejemplo. Siempre les decimos que eviten tapar las quemaduras con productos artificiales. Como mucho, que utilicen aloe vera. Pero nada más”, agregó Campos.

Casos graves. Muchos años de exposición a los rayos solares envejecen la piel y aumentan el riesgo de contraer cáncer. Los tumores cutáneos, que son acumulaciones anormales de diferentes tipos de células, se encuentran entre los cinco tipos de cáncer más comunes en Córdoba.

Estadísticas oficiales detectaron que los tumores de piel no melanoma (benignos) son el tercer tipo de tumor más común en la provincia: 2.211 personas con esta afección fueron notificadas entre 2004 y 2007, según el Registro Provincial de Tumores en Córdoba.

En primer lugar se ubica el cáncer de mama (con 5202 registros), seguido por el de colon (3141).
En tanto, los tumores de piel melanomas (malignos) sumaron 294 registros en el mismo período.
Las exposiciones al sol antes de los 18 años son las más peligrosas. La piel de personas rubias es más vulnerable.

Cómo protegerse. A la sombra. El mejor modo (y el más obvio) de evitar el daño del sol es permanecer alejado de la radiación intensa y directa (de 11 a 17). Las prendas de vestir y los anteojos de cristal repelen casi todos los rayos nocivos.
Filtro solar. Cuanto mayor es el número de factor, mayor es la protección. La mayoría de los filtros bloquean sólo los rayos UVB. Sólo unos pocos también protegen de los nocivos UVA.
Los protectores solares deben aplicarse entre 30 y 45 minutos antes de ir al sol.
No repelen. El agua no es un buen filtro para los rayos UV. Estos pueden atravesar casi 35 centímetros de agua trasparente. Tampoco las nubes ni la niebla son buenos filtros.
La nieve, el agua y la arena reflejan la luz solar y amplifican la exposición de la piel a los rayos UV.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo