?>
Policiales

Dos suicidios tras las rejas


En sólo 24 horas, dos muertes con un denominador común:ocurrieron, silenciosamente dentro de cárceles de la provincia. En la madrugada el miércoles fue un muchacho en Cruz del Eje el que tomó la determinación de colgarse en su solitaria celda. Se trataba de José Luis Gómez, de 24 años, condenado a seis años. Desde hacía tiempo venía pidiendo que le autorizaran visitar a su esposa en Bouwer, según lo informó el director de ese establecimiento, Carlos Martínez. Para el mismo día de su muerte, la jueza de ejecución María Adriana Espeche tenía en agenda una audiencia con él.
Sólo un día más tarde, el que acabó con su vida fue Lucio Castro, un muchacho depresivo que estaba bajo tratamiento por drogas. Lo llamativo es que Castro se colgó en el hospital de la Penitenciaría, donde debía estar bajo supervisión de un médico.
Desde el Penal San Martín varios internos se comunicaron con Día a Día para denunciar la situación de abandono. "Esta indiferencia es parte del ?tratamiento´ penitenciario", decía al teléfono un interno, sin justificar la determinación "porque se le termina dando el gusto a ellos".
En los hechos, la única contención que está brindando el Estado es la que desarrolla un reducido equipo de técnicos de la Secretaría de Derechos Humanos a cargo de Raúl Sánchez, que visita las cárceles todas las semanas.

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo