?>
Ocio

Ale Ceberio clavó la pelota al ángulo con “la bandida”

El solista cuartetero editó su segundo disco solista, “Mágico”, y eligió un tema que se convirtió en hit. Esta noche lo presenta en Palm Beach.

Ale Ceberio lo hizo de nuevo. Otra vez eligió el más apropiado de sus temas para que sea el corte de difusión de su segundo disco solista, Mágico, que presentará esta noche en Palm Beach (Las Heras 110). En este caso se trata de Me enamoré de una bandida, y la referencia viene a cuenta de que el disco anterior también tuvo un hit de corte como fue El camisón.

“Por comentarios con la gente de la compañía y las chicas del fan club, es como que el tema (Me enamoré de una bandida) viene con otro perfil, mejor recibido que El camisón. Algo tiene la canción que ha hecho que se la reciba de otra manera. El otro tema era medio loco, muchos me preguntaron qué estaba haciendo”, dice el cantante. La Bandida también tiene una versión remixada, “pensada directamente para entrar al boliche”, algo a lo que Ceberio lo evalúa como una jugada muy positiva por parte de su compañía discográfica. 

“Después de El camisón también me preguntaban qué iba a hacer, como diciendo, ‘se acabó la pólvora’. Y yo soy un tipo que cree que en cada disco que viene uno tiene la opción, la posibilidad y la obligación en el caso mío de tratar de encontrar algo que supere lo que se hizo antes. A veces es muy jodido”.

–¿Cómo diste puntualmente con este tema?

–Hay una historia detrás. Esta canción me la dio una amiga que estuvo viajando por Centroamérica, y la había escuchado en un boliche y me dijo que por allá estaba matando. Como la tenía en el celular, me la pasó y quedó la canción guardada porque esto fue en marzo. En esta época, cuando uno empieza a buscar temas, me acordé del tema, lo rescaté y se lo llevé al director musical de mi banda. Lo canté y automáticamente decidí grabarlo porque me sentí muy bien con la canción y sentí que iba a andar muy bien. 

–¿No hubo dudas de que ése era el primer corte del disco?

–A nivel compañía, no. A nivel personal, es un disco bárbaro y muy completo y variado. Mucho más fiestero y arriba que el disco anterior, justamente por la temporada, porque sale para fin de año, pensando en todo el verano. Pero yo entiendo por qué la compañía apunta al tema como tema del verano. En ese sentido, creo que está muy bien elegido. Y hay un par de canciones que ya probé en vivo y suenan en radios que, tengo la certeza, van a andar muy bien.

Por haber sido editado a nivel nacional por el sello Sony BMG, Ale prepara para la valija para emprender una gira promocional por toda Argentina en breve.

–¿Mágico... por algo en particular?

–Porque para mí es mágico el momento que estoy viviendo como lo es mágico el momento arriba del escenario con la onda que hay con el público.

–Ahora que sos solista, ¿estás tirando el centro, saltando a cabecear y volviendo a atajar el penal?

–Estoy con muchas más responsabilidades que antes. No es lo mismo ser cantante de una banda consagrada, ser uno más del grupo y que las decisiones y responsabilidades no pasen por tus manos, a ser el eje, el centro y la cabeza visible de un grupo de 25 personas. Tengo muchísimas más cosas en las cuales pensar y preocuparme y tratar de no equivocarme en los pasos que se dan. También, el hecho de poner tu nombre por delante, en la parte personal es más lindo el reconocimiento que se pueda obtener. Se vive y se siente de otra forma.

–¿Cuánto te tardó en caer esa ficha? ¿En este disco lo sentís más que en el anterior?

–No, ahora ya estoy totalmente acostumbrado. Pero esta etapa de 11 meses de laburo ha ido todo in crescendo. Ha sido re positivo arrancar a laburar de pecho, a pulmón. Se hizo un laburo que llevó su tiempo pero que ahora vale bien su esfuerzo. Ahora vamos a cosechar lo bueno que se haya hecho durante este año de trabajo. Sabemos que la situación no acompaña, estamos tratando de poner los pies en la tierra, pero todos estamos igual. Hay que dejar pasar la tormenta.

–¿Volviste a cruzarte a los viejos compañeros de Trula?

–A un par de ellos en la fiesta de la Sala del Rey, y por ahí un par de comunicaciones telefónicas. Poco, no mucho, pero bien… todo tranqui.

–¿No quedaron asperezas..?

–No, de mi parte no y creo que tampoco de ellos. A esta altura del partido no sirve de nada. Es un tema superado. La mejor de la buena onda y el deseo de que Trula encuentre nuevamente un buen camino, una buena senda como la tuvimos, para el bien de los trulaleros.

Atentas, bandidas. La presentación del disco será esta noche en Palm Beach, y Ale Ceberio anticipa que habrá muchas sorpresas para dar una noche mágica. “La primera parte del show va a ser estrictamente la presentación del disco. Va a haber una escenografía nueva, vestuario nuevo, una gran puesta en escena que nunca se vio ahí”. Las entradas anticipadas se consiguen en disquerías Edén (Obispo Trejo 15) a 15 pesos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo