Mundo

Violencia en Bolivia: piden más jubilación

Dinamitaron un puente, hubo enfrentamientos con la Policía, heridos y cientos de detenidos

Las protestas en Bolivia en el marco de una huelga minera para exigir mejores jubilaciones al gobierno de Evo Morales se tornaron ayer violentas, con mineros del yacimiento Huanuni, la mina estatal más grande de Bolivia, dinamitando un puente a 200 kilómetros de La Paz, en una ruta clave para llevar la producción hacia los puertos del Pacífico, en la tercera jornada consecutiva de protestas lideradas por la Central Obrera Boliviana (COB).

La Policía arremetió contra los manifestantes y detuvo a más de 100 mineros. En la refriega quedaron heridos al menos dos agentes y cinco civiles, entre ellos uno de gravedad, dañado en rostro y ojos con dinamita. Aunque las autoridades desmintieron versiones sobre la muerte de una persona, creen que está en marcha un proceso de desestabilización.

El Gobierno mostró a medios una ambulancia de mineros con 137 cargas de dinamita y 375 kilos de la sustancia explosiva anfo. “Escuchamos a la COB decir: ‘Así como lo hemos subido a Evo, lo vamos a tumbar”, dijo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

"No queremos derrocar a Evo". El líder de la COB Luis Delgado rechazó la acusación, exigiendo al Ejecutivo que cumpla con su compromiso de una jubilación equivalente al ciento por ciento de los últimos sueldos y no con el 70 por ciento actual. El dirigente considera discriminatorio que sólo los miembros de las Fuerzas Armadas reciban el ciento por ciento de sus salarios en la jubilación. También están movilizados fabriles, trabajadores de hospitales estatales en huelga y maestros.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 09/05/2013 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo