Mundo

Tres cazadores de tormentas fallecieron en tornados de Oklahoma

Estados Unidos. Tres investigadores que recogían información meteorológica son parte de la lista de 12 víctimas que dejó el fenómeno.

Tres de los más reconocidos "cazadores de tormentas" del mundo fallecieron mientras perseguían un tornado en Oklahoma el viernes por la noche.

Se trata de Tim Samaras (55 años), su hijo Paul (25 años) y Carl Young (25 años). El equipo de rescate los encontró un vehículo blanco totalmente aplastado.

Los tres eran protagonistas del programa Storm Chasers (cazadores de tormentas), además de ser reconocidos científicos. Tim Samaras fundó un programa de investigación sobre la formación de tornados que permitía alertarlos con antelación.