?>
Mundo

Sigue la búsqueda del avión de Air Asia

El vicepresidente de Indonesia aseguró que no pertenecen al Airbus que desapareció con 162 personas a bordo. Sigue el rastrillaje.

Los objetos avistados durante la búsqueda del avión desaparecido de AirAsia no pertenecen a la aeronave, según informó el vicepresidente de Indonesia, Jusuf Kalla. Quince barcos y 30 aviones participan en las operaciones de búsqueda en la zona en que se perdió contacto con el vuelo QZ8501, que despegó de la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur con 162 personas a bordo.

Cerca del final del segundo día de búsqueda, aún no hay rastros del avión ni señales de las cajas negras. "No es una operación fácil, sobre todo en el mar y con un tiempo como éste", advirtieron las autoridades.

"No hay suficientes pruebas para confirmar esas informaciones", dijo Kalla en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Surabaya, al ser consultado sobre si los objetos avistados en el mar pertenecían al Airbus de AirAsia.

Por el momento la búsqueda se concentra en una mancha de aceite descubierta frente a la isla de Belitung en el mar de Java, dijo un portavoz de la Fuerza Aérea de Indonesia, Hadi Tjahjanto.

"Estamos verificando si se trata de avtur (un combustible para aviones) del avión de AirAsia", dijo el portavoz.

En las últimas horas, las autoridades indonesias sostuvieron que es probable que el aparato esté "en el fondo del mar". "En base a las informaciones de las que disponemos y de la evaluación del presunto lugar de la caída de la aeronave en el mar, la hipótesis es que el avión está en el fondo del mar", apuntó el jefe de los servicios de rescate indonesios, Bambang Soelistyo, aunque precisó que estas sospechas iniciales podrían evolucionar con el análisis de los resultados de la búsqueda.

Singapur, Malasia y Australia enviaron aviones y barcos para apoyar a Indonesia en las labores de búsqueda, mientras que los familiares de los desaparecidos esperaban ansiosamente noticias de los ocupantes del Airbus A320-200, que despegó ayer de Surabaya, en el este de Indonesia, rumbo a Singapur.

En ese marco, Francia anunció el envío de dos investigadores, acompañados de dos técnicos de Airbus, a Yakarta. Australia también prometió colaborar en las investigaciones y el gobierno estadounidense mostró su disposición a ayudar, si era necesario, a las autoridades locales. Además, China ofreció medios náuticos y aéreos para colaborar en la búsqueda del aparato.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo