?>
Mundo

Se emborrachó y terminó atrapada en una sillita de bebé

Una mujer se puso a hacer malabares con el asiento luego de tomarse algunas copas de más. Tuvo que ser rescatada por dos bomberos.

Luego de tomarse varias copas de más, a una mujer estadounidense no se le ocurrió mejor idea que hacer malabares con el asiento de bebé de uno de sus tres hijos. Pero terminó mal, porque terminó atrapada en la silla.

La mujer de 31 años tuvo que ser rescatada por dos bomberos, según publica el diario inglés The Sun.

La anécdota fue relatada por la propia Serena Curtis, vecina de Oxfordshire.

Por suerte no sufrió heridas ni lastimó a sus niños en su "travesura".

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo