?>
Mundo

Obama: Si es necesario evacuar, háganlo

El presidente de Estados Unidos advirtió que el huracán Irene “es peligroso” y lo definió como potencialmente “histórico”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió hoy a la población que el huracán Irene "es peligroso", y recomendó que "si es necesario evacuar, háganlo".

Obama invitó a todas las autoridades a tomar muy en serio el huracán, al que definió potencialmente "histórico".

"Todas las premisas indican que Irene es un huracán histórico y estamos tomando la situación muy seriamente", agregó desde la isla de Marthas Vineyard, donde está de vacaciones con su familia.

Obama invitó a los ciudadanos de las zonas que serán afectadas por Irene a prepararse con tiempo y tomar todas las precauciones del caso.

"Si están en la trayectoria prevista del huracán -dijo- deben tomar todas las precauciones ya hoy. No esperen y no se retrasen. Si reciben la orden de evacuar, les ruego hacerlo", dijo el mandatario.

Según los expertos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera, Irene podría tener "consecuencias catastróficas" para la ciudad de Nueva York y la costa noreste de Estados Unidos, señaló un despacho de la agencia ANSA.

En las últimas horas también expertos de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias y el Centro Nacional de Huracanes advirtieron sobre una "potencial catástrofe".

Varios estados de la costa este, incluido Nueva York, ya declararon el estado de emergencia y comenzaron las tareas de preparación y evacuación.

El paso de Irene, según anunció la Secretaría de Seguridad Interior, traerá vientos y lluvias que podrían causar posibles interrupciones eléctricas de "vastas proporciones".

Asimismo, podría generar "inundaciones extensas" y "se espera que produzca acumulaciones totales adicionales de lluvia de más de 250 milímetros", anticipó el Centro de Huracanes.

El servicio de trenes que opera al sur de Washington así como algunos vuelos anunció que no cumplirán sus recorridos durante el fin de semana, mientras se espera que se produzcan retrasos de los vuelos en los aeropuertos.

La llegada del huracán provocó que la Marina norteamericana ordene la salida de los 27 buques de guerra con base en Norfolk (Virginia) hacia alta mar, uno de ellos un portaaviones.

La Armada también ordenó a otros 28 buques y 3 submarinos que se trasladen a zonas más seguras.

El Centro Nacional de Huracanes alertó que el huracán Irene podría alcanzar la categoría cuatro, aunque los meteorólogos también prevén que pueda reducir su intensidad cuando llegue a la costa este de Estados Unidos.

"Conforme se acerque al noreste, entrará en la corriente del Labrador y esa circunstancia junto a algunas rachas de vientos podrían provocar que Irene pierda alguna fuerza", pronosticó el meteorólogo del Centro, Bob Van Dillen.

El director del Centro Nacional de Huracanes, Bill Read, indicó que está previsto que el huracán llegue el sábado a la costa este de Carolina del Norte.

"El resto de la franja costera oriental también está dentro de la trayectoria de la tormenta", dijo Read, en una videoconferencia conjunta con el administrador de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, Craig Fugate.

"Esto no será sólo una tormenta costera. Veremos su impacto en el interior", advirtió Fugate.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo