?>
Mundo

Murió la mujer que dejó de crecer a los dos años

Brooke Greenberg era una joven estadounidense nacida con un extraño síndrome que detuvo su crecimiento a los dos años, murió a los 20. Es un caso único.

Brooke Greenberg, la joven estadounidense nacida con un extraño síndrome que detuvo su crecimiento a los dos años, murió a los 20 años de edad, confirmó su padre.

La extraña enfermedad que sufría Brooke es conocida como Síndrome X y según la cadena ABC, Greenberg murió la semana pasada de una afección pulmonar.

"Era una niña muy muy especial y cada día pensamos en ella", señaló su padre, Howard Greenberg.

Brooke vivía en el estado de Maryland con sus padres y tres hermanas y tenía el aspecto de una niña de dos años. Pesaba siete kilos y tenía la edad mental de un bebé de un año.

Sólo su pelo y sus uñas crecían de un modo natural para su edad real, según un reportaje que la ABC dedicó al caso en 2009.

Brooke fue sometida a numerosas intervenciones médicas de urgencia durante los primeros años de su vida para tratarle una úlcera en el estómago, un ataque cerebral y un estado letárgico inexplicado que la hizo dormir durante dos semanas.

En ese momento, le diagnosticaron un tumor cerebral y su familia se preparó para lo peor, pero la niña abrió repentinamente los ojos y los médicos no encontraron ni rastro del tumor en su cabeza.

Los científicos no encontraron la mutación genética que provocó su síndrome y no pudieron experimentar introduciéndolo en animales para tratar de avanzar en el descubrimiento de los secretos de la vejez y la muerte.

El padre de Brook aseguró que ni él ni su familia conocen ningún caso con un síndrome similar: "Nos han asegurado que ella era única entre los 6.700 millones de personas de la Tierra".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo