?>
Mundo

¿Magia?: convierten agua en hielo en medio del desierto

Un video donde se observa como el agua se convierte en hielo en el medio de un desierto es furor en la web. La respuesta se encuentra en la ciencia. Mirá el video.

Que el agua se convierta en hielo no es ningún truco, pero que lo haga en el medio del desierto nos resulta extraño. Sin embargo, en algunos desiertos las temperaturas descienden varios grados bajo cero por la noche generando las condiciones propicias para la congelación del agua. 

El video es casi mágico:

¿Cuál sería la explicación? Según investigaciones científicas el agua caliente se congela mucho más rápido que el agua fría y, si bien no se explica en que desierto de encuentran realizando el experimento, en muchos de ellos las temperaturas por la noche descienden por debajo de 0. Al parecer, el experimento se hizo antes del amanecer cuando ya había claridad y a juzgar por el fuego que puede verse en el video, los "magos" pasaron la noche en el lugar. 

En ciertas condiciones de presión y temperatura del agua, el congelamiento de la misma es inmediato. Por ejemplo, cuando el agua caliente es liberada a una menor presión, esta se congela inmediatamente. 

Este fenómeno, que parece completamente ilógico, ya fue observado por el propio Aristóteles, que relata que unos habitantes de la actual Turquía rociaban las estacas de sus empalizadas con agua caliente para asegurarlas, porque así se congelaban antes. Incluso Francis Bacon y René Descartes tomaron nota de esta curiosidad de la física, pero no fue hasta los años 70 que recibió un nombre, el efecto Mpemba, por un joven tanzano, Erasto B. Mpemba, que se dio cuenta en el colegio de que la mezcla caliente para hacer helados se congelaba antes que la fría. 

 El secreto de esta experiencia es la forma en que la energía se almacena en los enlaces de hidrógeno entre las moléculas de agua.

Las moléculas de agua tienen un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno, todos unidos por enlaces covalentes (el intercambio de electrones). En las moléculas de agua, los átomos de hidrógeno son también atraídos por los átomos de oxígeno en otras moléculas de agua cercanas, una fuerza llamada enlace de hidrógeno. Pero, al mismo tiempo, las moléculas de agua en su conjunto son repelidas entre sí.

Investigadores de la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur señalan que cuanto más se caliente el agua, más distancia hay entre sus moléculas, debido a la fuerza repelente entre ellas. Eso obliga a los puentes de hidrógeno a estirarse, de forma que se almacena energía. Esa energía, según los investigadores, se libera a medida que se enfría el agua permitiendo que las moléculas se acerquen más entre ellas... Y liberar energía significa refrigeración.

El agua caliente tiene más enlaces de hidrógeno estirándose que el agua fría, por lo que almacena más energía, y tiene más que liberar al ser expuesta a temperaturas bajo cero. Por eso, dicen los investigadores, se congela más rápidamente que el agua fría.

Fuente: Abc.es

Sumate a la conversación
Seguí leyendo