?>
Mundo

La mejor noticia del año: ¡se recupera la capa de ozono!

Desde el 2000 hasta ahora, el agujero antártico se redujo en 4 millones de km2.

Desde aquel lejano 1986, cuando casi todos los países del mundo firmaron el protocolo de Montreal para prohibir los gases que destruyen el ozono atmosférico, han pasado muchos años. De aquel temor a que la capa desapareciera, a esta esperanza: los científicos han obtenido pruebas, por primera vez, de que se está recuperando.

En efecto, desde 2000, cuando alcanzó su máximo histórico (25 millones de kilómetros cuadrados), el agujero antártico se redujo en 4 millones de kilómetros cuadrados, más o menos la superficie de toda Europa.

Los investigadores también presentan evidencias de que la causa principal de la recuperación ha sido el protocolo de Montreal, es decir, la prohibición de los compuestos orgánicos clorados (clorofluorocarbonos, CFC) que se usaban en la limpieza en seco, la refrigeración y los aerosoles como desodorantes y lacas. La sustitución de estos compuestos por otros igual de eficaces pero inocuos para la atmósfera ha resultado, por tanto, de importancia capital. O sea: hicimos ¡una bien por el medioambiente!

"La pérdida de ozono tiene unos efectos directos sobre la salud, porque ese gas es, en las capas altas de la atmósfera, la protección natural más importante contra la radiación ultravioleta de la luz solar, que causa cáncer de piel, cataratas y daños en el sistema inmune. Naciones Unidas estima que el protocolo de Montreal evitará dos millones de casos de cáncer de piel desde su entrada en vigor hasta 2030. La pérdida de ozono afecta a todas las latitudes, pero es más grave en los polos, y sobre todo en la Antártida, que es donde se mide la magnitud del agujero", publicó El País.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo