Mundo

Las Farc liberaron al periodista francés

Colombia. Después de 33 días de cautiverio, Romeo Langlois fue puesto en libertad en buenas condiciones y la guerrilla le pidió disculpas.

El periodista francés Romeo Langlois fue liberado ayer por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en el pueblo de San Isidro, sur de Colombia, de donde partió junto con una misión humanitaria enviada al lugar.

Saludado por los habitantes del poblado, el periodista caminó por las calles del pueblo e hizo sus primeras declaraciones, antes de reunirse con la comisión humanitaria que le vino a recoger tras pasar más de un mes en cautiverio en manos de la guerrilla.

Guerrilleros de las Farc leyeron un documento titulado “Desagravio a Romeo”, en el que aseguran que lo entregan en “buenas condiciones” y pidieron disculpas por haberlo calificado de prisionero de guerra.

“Acepto las disculpas, pero no comparto la decisión de guardarme durante 33 días”, respondió el periodista en un acto público organizado por los guerrilleros en este poblado.

El enviado del gobierno francés Jean-Baptiste Chauvin, que integra la misión humanitaria, dijo que “para Francia éste es un momento muy esperado desde hace poco más de un mes”.

“Estoy muy satisfecho y aliviado de recibir a mi compatriota. Este es un momento de alivio fuerte, porque Romeo podrá seguir con su trabajo periodístico y reunirse con su familia”, dijo Chauvin en el lugar.

Langlois cayó en poder de las Farc el 28 de abril, cuando la patrulla militar con la que se desplazaba para realizar un reportaje sobre operativos antidrogas fue atacada por guerrilleros en Caquetá. En el combate murieron cuatro militares y el periodista fue herido en un brazo, tras lo cual se habría entregado a los guerrilleros.

Langlois, de 35 años y corresponsal de la cadena de televisión France 24 , aseguró que durante su cautiverio nunca estuvo atado y que “siempre me han tratado como un invitado (...) siempre han sido muy respetuosos”.

“Además de haberme retenido por un mes cuando estaba herido, todo el resto ha ido muy bien. No me puedo quejar”, añadió.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 31/05/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo