?>
Mundo

Cayó un avión en Taiwán: al menos 23 muertos

La aeronave se estrelló a poco de despegar. Giró buscamente a muy baja altura, chocó contra un viaducto y terminó destrozada en el río de Taipei. 

Al menos 23 muertos, 15 heridos y 20 desaparecidos en Taiwán tras la caída de un avión de la empresa TransAsia que se precipitó en la localidad de Taipei.

La aeronave, con 58 personas a bordo –entre ellos, cinco tripulantes y dos menores– se precipitó al río Jilong luego de realizar un giro brusco y golpear un viaducto por causas desconocidas, a pocos minutos de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

Un particular que circulaba por el puente registró el momento del brusco giro y la colisión contra el viaducto, que terminó con la aeronave destrozada en el río.

El suceso ocurrió sobre las 11.00 hora local y esta mañana continuaban las tareas de rescate, con la participación de más de 1.000 efectivos civiles y militares, junto a numerosas lanchas, balsas y helicópteros.

En el fuselaje del avión, mantenido a flote con balsas, se encontraban atrapados unos veinte pasajeros, a quienes se intentaba rescatar en una laboriosa operación, debido a que sólo quedó una puerta del avión sobre el agua del río por la que acceder al aparato.

La parte delantera del avión se hundió en el río y el fuselaje quedó seriamente deformado debido al impacto, lo que dificultaba la operación de rescate, explicó el jefe en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

Arrastrados. Las autoridades no descartan que algunos de los desaparecidos hayan sido arrastrados por la corriente, ya que se han encontrado restos de equipajes hasta a un kilómetro de distancia del siniestro, señaló el director en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

"Algunos pasajeros fueron despedidos del avión con sus asientos, y estamos buscando en el río porque algunos han sido arrastrados por la corriente y esperamos hallar supervivientes", dijo Wu.

Las dos cajas negras del siniestrado vuelo GE235 –el registrador de datos de vuelo y de la grabadora de voz de la cabina– se recuperaron después de la bajada de la marea y se enviaron para ser analizadas y establecer las causas del accidente, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo