?>
Mundo

El avión desaparecido en África se estrelló en Argelia

Se trata del vuelo de Air Algérie, alquilado por una empresa española, y que llevaba 119 pasajeros y siete tripulantes a bordo.

La autoridad aeroportuaria de Argelia confirmó que el vuelo comercial que cubría la línea entre Ouagadougou, la capital de Burkina Faso, y Argel, capital de Argelia, se estrelló hace unas horas en medio del desierto.

Se trata del AH5017 con matrícula EC-LTV, alquilado por la compañía española Swift Air, que despegó de Ouagadougou a las 01:17 horas de esta madrugada. 50 minutos después desapareció de los radares.

La compañía asegura que no tiene conocimiento de las razones por las que la señal del vuelo se ha precipitado entre la frontera de Níger y Mali. Es un MD83 con 110 pasajeros. Además, el avión iba tripulado por siete tripulantes españoles.

Dos cazas franceses Mirage 2000 buscan en estos momentos los posibles restos del aparato.

Como publica la web del diario Marca, se trata del mismo aparato que el Real Madrid arrendó de 2007 a 2009, y que el club blanco bautizó como 'La Saeta' en honor a Alfredo di Stéfano.

La tripulación estaba formada por tres madrileños, dos mallorquines y un vasco, según asegura RTVE. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha conversado este jueves con su colega argelino, Ramatane Lamama, para conocer la última hora de la búsqueda del aparato. El resto de las nacionalidades del pasaje, según algunas fuentes: 50 franceses, 25 burkineses, cinco canadienses, cuatro alemanes, un luxemburgués y un suizo.

La zona en la que el avión se ha estrellado coincide con el desierto del Sahel, una región seca en la que apenas hay carreteras y en las que, en esta época del año, coincidente con la temporada de lluvias, las temperaturas pueden alcanzar los 45 grados y son continuas las tormentas eléctricas.

Según afirma 'Le Monde', el avión avisó a la 1:38 de la madrugada a la torre de control de Niamey (Níger), la más importante de la zona, de un cambio de rumbo por baja visibilidad y para evitar una zona con perturbaciones atmosféricas que también se aprecian en las imágenes de radar. Además, viró para no colisionar con otra aeronave que volaba en las proximidades. En esta región hay muchas zonas despobladas, sin aeropuertos y no cubiertas por ningún radar.

Esta zona suele sufrir mayor porcentaje de accidentes aéreos que el resto del planeta por sus infraestructuras pobres y su complejidad climática. Desde 2009 a 2013 se han registrado 61 accidentes en el norte de África, con porcentaje de 13,47 incidentes por cada millón de horas de vuelo, mientras que la media mundial está en solo 2,51 incidentes.

El último contacto con su radar se produjo en la ciudad de Gao, en la zona norte del país, escenario del despliegue militar francés contra grupos terroristas como Al Qaeda en el Magreb Islámico, Mujao y Ansar Dine. En principio, se descarta el derribo del aparato como sucedió con el MH17 atacado sobre Ucrania. De haber caído en algún sitio, es casi segura una posición en el desierto entre Gao (Mali) y Tessalit (Níger).

Un experto en seguridad aérea contactado por 'Le Figaro' asegura que "es normal tener miedo a un nuevo escenario MH17. Si se trata de una colisión en pleno vuelo, otro avión habría desaparecido de los radares y un aparato no desaparece sin dar señales 50 minutos después del despegue". "Había numerosos franceses en el pasaje", ha señalado el secretario de Estado de Transportes francés, Fréderic Cuvillier, que también ha precisado que el avión habría desaparecido en el norte de Mali.

El gobierno de Argelia, que ha tardado más de ocho horas en reaccionar, no descarta ningún escenario. Su historia aérea incluye seis secuestros hasta el momento.

Su primer ministro, Abdelmalek Sellal, en un pasillo del Parlamento, había afirmado: "El avión ha desaparecido en la región de Gao (norte de Malí) a 500 kilómetros al sur de las fronteras argelinas". "El avión, fletado por Air Algérie a una compañía extranjera, desapareció a las tres de la madrugada". "Diez minutos antes de su desaparición [de los radares] la torre de control perdió el contacto con el avión".

Swiftair, la empresa española que opera el vuelo de Air Algerie accidentado, es una compañía aérea privada creada en 1986 y que en la actualidad cuenta con 400 empleados y una flota de 30 aviones.

Según la información disponible en su página web, Swiftair opera tanto con pasajeros como con carga y vuela a Europa, África y Oriente Medio con aviones Boeing 727 y 737, MD83, ATR72/42, Embraer 120 y Metroliner.

La compañía ha puesto a disposición de los familiares el siguiente teléfono: 900 264 270. Según han explicado fuentes del Ministerio de Fomento a Europa Press, Navegación Aérea, Aviación Civil y la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), han contactado con las autoridades de Burkina Faso, Malí y Argelia, para obtener más información y "ponerse a su disposición" a la hora de prestar "la ayuda necesaria".

Romain Nadal, portavoz de Laurent Fabius, ha explicado a France Info que se ha abierto una célula de crisis y que se esta verificando el número de franceses que formaban parte del pasaje. Fabius, ha explicado el diplomático, está en contacto permanente con las autoridades argelinas y la compañía aérea.

El ministerio de Exteriores galo está "totalmente movilizado, tanto en París como en Ouagadoudou, donde los embajadores están en permanente contacto con las autoridades" y con la compañía aérea. Además, se ha habilitado un número de teléfono para los familiares de los franceses que podrían integrar parte del pasaje. Es el 0033 143 1

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo