?>
Mundo

¿Alto fraude? El colectivo chino que va sobre los autos sería inaplicable

En China, hay temores de fraude en relación con el colectivo que va sobre el tráfico.

El ómnibus-túnel que se iba a comenzar a construir en China (y del que ya se presentó un prototipo) tiene problemas. Las autoridades han pospuesto las obras de la planta donde se iba a fabricar porque hay dudas sobre la viabilidad. Es más, hay temores de fraude.

Según las autoridades de la ciudad de Zhoukou, donde iba a levantarse la fábrica, el proyecto se ha desactivado, por un lado, porque el informe de impacto ambiental no fue aprobado. Por otro, porque algunos expertos chinos dudan de la utilidad del vehículo, en teoría ideado como alternativa más barata a las redes de metro. Al parecer, podría ser un engaño de la empresa inventora a fin de lograr financiación.

El futuro del TEB-1 (siglas en inglés del autobús elevado de tránsito) ahora parece sombrío. Aún cuando hace seis años figuró entre los 50 mejores inventos de la revista Time.

Sus 22 metros de largo, casi cinco de alto y ocho de ancho le iban a permitir avanzar sobre los vehículos, según se vio en las pruebas celebradas en julio en Qinhuangdao. Sin embargo, sólo puede ir en línea recta, no puede doblar, lo que lo haría inviable en la mayoría de las ciudades de China (y del mundo).

La distancia entre los planes y la realidad son suficiente motivo como para que la prensa china especule con una estafa financiera. El diario 'China Daily' asegura que la empresa (Huayin Group) alardeó se un apoyo oficial mínimo sólo para atraer inversores. Además, se conoció que la misma firma fue sancionada en 2015 por financiación ilegal.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo