?>
Mundo

¿Y ahora? No eran del avión los restos hallados

Las autoridades australianas confirmaron que los objetos recuperados el fin de semana no pertenecen al aparato de Malaysia Airlines.

Los objetos recuperados en las aguas frente a las costas de Australia el fin de semana no pertenecen al avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo. Así lo confirmaron el domingo las autoridades australianas, mientras continúa la búsqueda. La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA, por sus siglas en inglés), que coordina la búsqueda multinacional del avión a unos 1.850 kilómetros al oeste de la ciudad de Perth, explicó que es más probable que estos objetos recuperados por un barco chino sean basura o artículos de pesca.

La búsqueda del avión de Malaysia Airlines en un área de 319 mil kilómetros cuadrados continuará mientras las condiciones meteorológicas lo permitan, ya que se pronostican lluvias ligeras y baja nubosidad. Participarán nueve aviones militares de Australia, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Malasia, Canadá y Japón, además de uno civil.

En la zona de búsqueda ya están el buque australiano Success y otras tres naves de China y se espera que otros seis barcos lleguen a la zona para buscar y recuperar los objetos avistados por los aviones desde hace dos días, según AMA. Asimismo, el buque australiano Toowomba, que partió de Perth, arribará en unos tres días a la zona designada, mientras que el Ocean Shield, que lleva un detector de cajas negras y un vehículo submarino no tripulado, llegará en tres días. El ex jefe de las Fuerzas Armadas de Australia Angus Houston dirigirá en Perth el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, creado recientemente para rescatar al avión, aunque Malasia seguirá teniendo la responsabilidad de la búsqueda de acuerdo a las leyes internacionales. El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo.

Sigue la búsqueda. Luego de que se descartaran estos restos como los del avión desaparecido, se redoblaron los esfuerzos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo