Deportes

Cinco momentos de Belgrano en el 2016

Año intenso para el Pirata, con profundos altibajos y un balance negativo. Sin Zielinski, con Suárez, sin Olave y sin Pérez...

1.Piratas de Curitiba

Una clasificación histórica de Belgrano en la Copa Sudamericana, dio pie a una noche alucinante en Brasil con casi cinco mil hinchas celestes delirando por el triunfo ante el Coritiba, por 2-1. La revancha, a Kempes lleno, se dio vuelta y comenzó la debacle celeste. Incluso, alcanzó la semi de Copa Argentina por primera vez pero no llegó a la final. Lo mismo, participación copera aprobada.

2.Hasta siempre, Ruso

Un lustro con lustre. Cinco años de Ricardo Zielinski en Belgrano, los mejores de la historia en Alberdi. Un mal comienzo de año, un flojo semestre y el "desgaste" al que hizo mención Armando Pérez, pusieron fin al exitoso ciclo del DT en mayo de 2016: el ascenso ante River, dos segundos puestos en torneos de Primera y tres clasificaciones a la Copa Sudamericana. Obtuvo 79 victortias en 214 partidos, el 48,6 por ciento de los puntos. 

3.¡Escuchá! Volvió el Oreja

Uno de los regresos más esperados en Alberdi. Después de ocho años en el Anderlecht y de varios amagues de retorno, Matías Suárez se puso otra vez la Celeste. Una multitud le dio la bienvenida. El toque de calidad que no se reflejó del todo en un mal torneo del Pirata a nivel local, en el que sólo convirtió un go, ante Gimnasia en La Plata. Se espera más del Oreja en 2017.

4.El Gigante late

Con gran esfuerzo, sin la respuesta esperada en cuanto a la recaudación pero con la ilusión y la expectativa intacta, en noviembre comenzó en firme la remodelación dle Gigante de Alberdi. La obra estaría lista para junio de 2017, en lo que será el regreso del equipo al barrio, con una capacidad ampliada a 30 mil personas. Un sueño Celeste. 

5.Adios al guardián eterno

Lo venía madurando, y no conseguir un título en el último semestre, como se lo había propuesto, motivó la despedida de Juan Carlos Olave de Belgrano. Durante 382 partidos defendió el arco Pirata, como defendía al Celeste en cada situación. El mal semestre del equipo, que apenas ganó un partido (ante Unión en Santa Fe) y la precipitada salida de su amigo Esteban González como DT hicieron mella en su ánimo y dejó Belgrano. Seguiría en Las Palmas. Un grande.

Sumate a la conversación
MÁS LISTAS