?>
Día Mundial

Mundial Brasil 2014: Holanda venció a Australia y clasificó

NARANJO EN FLOR. Holanda lleva 8 tantos en la Copa, aunque ayer rozó el papelón ante Australia. Van Persie y Robben, afiladísimo

Ocho goles en dos partidos hablan de la voracidad del equipo holandés, que no vino a Brasil a pasear, porque busca lo que ya siente como una obligación: ¡ganar esa maldita Copa de una vez por todas! El pensamiento se agiganta cuando Holanda recuerda lo cerca que estuvo en Sudáfrica 2010, al caer con esa España, que hoy es un desastre.

Pero todo aquello es pasado, incluso el 5-1 del viernes, porque el Mundial se acelera y a los partidos hay que jugarlos.

Ayer, Holanda se medía con el rival más débil del grupo, con el que tenía un curioso historial, ya que sólo habían jugado tres amistosos, con dos empates y un triunfo de los Canguros.

La tarde no pintaba para nada complicada, aunque los de amarillo se las ingeniaban más que bien para cerrar el camino de los europeos hacia el arco.

A Holanda, de pronto, le costó llegar, pero las esperanzas se abrieron, a los 20, con la corrida de Robben, que acompañó a la pelota hasta la red, durante 40 metros. 40 segundos más tarde, vino la sorpresa australiana. Saque del medio, dos toques, pase largo y bomba de Tim Cahill, en uno de los goles más bonitos del Mundial. La agarró como venía, sin dejarla caer y la bola se estrelló en el travesaño y luego en la red.

De repente, a la Naranja le empezó a hacer falta un mecánico y se complicó con los oceánicos, que a los 9 del ST se adelantaron en el marcador, con el penal que Jedinak metió sin dudarlo.

Lejos de la imagen ante España, a la banda de Louis Van Gaal se le borró la sonrisa, se le oxidó la chapa de candidato y lo agarró el heladerismo que viene en el ADN de esta selección.

Para colmo de males, los Canguros estuvieron cerca del tercero, pero su inexperiencia los llevó a comerse goles fáciles. En este rubro, al número 7, Hicke, el intento de meter un gol con el pecho a 10 metros del arco lo hace merecedor de volver nadando hasta Australia. Alguno lo debe haber pensado, en serio.

En el tramo final, la Naranja arregló las cosas, zafó del papelón, empató con lindo gol de Van Persie y pasó a ganar por un regalito del arquero ante un lejano remate de Depay. Pasó Australia y ahora queda definir el primer lugar en el Grupo B. No es poca cosa, salir segundo podría significar encontrarse con Brasil, en octavos, por lo que el juego entre chilenos y holandeses será electrizante. Se juega el lunes a las 13, en San Pablo.

Ficha. Goles: PT, 20m Robben (H) y 21m Tim Cahill (A). ST, 9m Jedinak (p) (A), 19m Van Persie (H) y 29m Depay Memphis (H).
Cambios: PT, 45m Depay por Indi (H). ST, 6m Bozanic por Bresciano (A); 24m Halloran por Cahill (A); 32m Taggart por Oar (A); 33m Wijnaldum por De Guzmán (H); 42m Lens por Van Persie (H).
Amonestados: Cahill (A, segunda) Van Persie (H, segunda).
Estadio: Beira Rio (Porto Alegre).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo