?>
Día Mundial

Mundial Brasil 2014: Fernando Gago, el fantástico

Llegó con lo justo al Mundial, pero su “conexión” con Messi y su nivel ante Bosnia lo pusieron otra vez en escena.

“Fernando (Gago) Es una persona con la que nos conocemos mucho. Cuando entró me tiré más adelante y ahí cambió un poco el segundo tiempo”.

La palabra de Lionel Messi traspasa las paredes de la conferencia de prensa. Penetra en las habitaciones de la concentración de la Selección Nacional en Cidade do Galo. Las oye Alejandro Sabella, claro está. Pero, también, las escucha Fernando Gago que, extrañamente, está solo en su habitación. Porque así le tocó en el medio de las designaciones.

Y puede usarse ese dato como “el” dato: Gago estaba solo hasta acá. Sin respaldo.

Porque venía de una temporada mediocre en Boca. Porque nadie pensó (ni piensa) que pueda jugar siete partidos en un mes después de haber jugado apenas 20 partidos en toda la temporada 2013/14. En la que se pasó más tiempo en la sala de kinesiología del Xeneize que en el campo de juego.

Pero, se reitera, Gago estaba solo hasta ayer. O, mejor dicho, hasta que Sabella decidió colocarlo para jugar los segundos 45 minutos ante Bosnia. Ahí, Gago empezó a estar acompañado otra vez. Porque su juego incentivó al propio Messi y acompañó a Mascherano en el medio como era necesario. Pintita hizo lo que sabe: manejar la pelota con criterio y entregar el pase seguro, buscando siempre (pero siempre) a Messi.

El mejor socio. Y así parece ser. El mejor socio de Messi no es Agüero, ni Di María ni Higuaín. No, señor. El jugador que mejor hace explotar sus condiciones es Gago.
Ambos se conocen bien. Desde el Mundial sub 20 de Holanda de 2005 sostienen una relación fuerte, tanto adentro como afuera de la cancha.

Esa buena conexión que se inició en el Sub 20, siguió en los Juegos Olímpicos Bejing 2008 (Argentina obtuvo el oro en una final también frente a Nigeria) y se sostiene en la era Sabella, cuando el propio Alejandro los pone juntos.

Algo que parece que hará ante Irán, luego del pedido del propio Messi y el “reclamo” del grupo por jugar con el sistema que más cómodo sienta a todos: el 4-3-3.
A 59 días del Mundial, Gago sufrió una lesión (esguince grado 2, con lesión parcial del ligamento colateral medial de la rodilla izquierda) que le demandaba 60 días de recuperación.

Gago estuvo solo. Ahora ya no lo está. Y el sábado será titular ante Irán. Junto a Messi, claro.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo