?>
Deportes

"Yo los banco", el texto viral que respalda a los jugadores de la Selección

...y a su vez critica al "mediocre argentino exitista". Fue posteado por un comunicador en su sitio en Facebook y ya genera opiniones encontradas. Respalda a Agüero, Di María y el Pipita, entre otros. Mirá y opiná.

Tras la pobre imagen dejada por la Selección Argentina en el partido por las Eliminatorias Rusia 2018 frente a Paraguay y la derrota consumada este martes por la noche en el estadio Mario Alberto Kempes, las críticas al elenco nacional no tardaron en llegar.

Y fueron aún más feroces contra un grupo de jugadores que no las tuvo todas consigo y no logra meterse en la "piel" de la gente como sí lo ha hecho Lionel Messi. Por caso, Sergio Agüero, Ángel Di María, Gonzalo Higuaín.

Ellos, han sido el mayor blanco de las críticas de los fanáticos a la hora de hablar del equipo argentino y su realidad actual.

Por eso, entre tantos comentarios negativos, bien vale la pena rescatar este texto posteado por uno Comunicador Social, amante del deporte, Alvaro Fraiz, pero también hincha de fútbol. Es distinto a todo lo que se escucha hoy en los bares, lugares de trabajo o en la calle.

El texto se llama "Yo los banco", y fue subido por él a su sitio en Facebook. Mirá y opiná qué te parece. 

Pipa, Kun, Fideo, Masche, Lio y cia...yo los banco. Si, a muerte los banco. Los banco por todo lo que nos dieron, porque yo sí lo valoro. Valoro todos los sacrificios que vienen haciendo en todos estos años para vestir la celeste y blanca, y para ponerla en lo más alto del mundo del fútbol. Valoro que me hayan hecho sentir lo que es jugar una final del mundo, porque sí, es inolvidable la derrota con Alemania, pero también lo son los penales con Holanda, la barrida de Masche, la corrida de Fideo con Suiza, la bolea del Pipa con Bélgica, etc.

Pero más allá de eso, los banco por sobre todas las cosas porque nos une un enemigo en común: el mediocre argentino exitista. Ese es el tipo que más me hace hervir la sangre y me hace que los quiera más todavía. ¿Y por qué? Fácil, porque ese tipo es todo lo que NO quiero ser. 

Siempre voy a estar en la vereda opuesta a esa clase de persona, porque con ellos no se puede construir nada bueno, nada sólido ni duradero. Porque restan. Porque son los eternos disconformes. Porque ante un problema buscan primero un culpable antes que una solución.

Porque esperan que un tercero cure sus propias frustraciones, y si no lo hace lo quieren mandar a la horca. Porque no son auténticos ni son capaces de generar una idea propia. Porque sus opiniones cambian, como cambia el viento en una tarde de tormenta. Porque no se dan cuenta que son el gen de la mediocridad que después también critican.

Y lo que más me aleja de esos tipos (ojo, digo tipos por costumbre, pero hay muchísimas mujeres dentro de este grupo) es el frío en la sangre que tienen: ¡nunca se la juegan por nada!

Son esas personas para las que siempre todo está mal, pero nunca se juegan por dar una supuesta solución, porque no vaya a ser cosa que alguien la intente y los exponga demostrando que se equivocaron.

¡Jugátela una vez, cagón! Decime qué pensás de verdad, qué sentís; agarrá algo y querelo, defendelo, enamorate de una idea, de una propuesta, dejame ver alguna vez que tu mediocridad tiene un límite y aportá algo más que las críticas.

Esa gente tan fría que es incapaz de jugársela, por una idea, por un sentimiento, por un amor; esa gente, me va a tener siempre en la vereda de en frente. 

Entonces, muchachos de la selección, les pido que sigan adelante, sin querer convencerlos a ellos. No tiene sentido, nunca admitirán estar equivocados. No nos olvidemos que muchos de ellos son los que han pedido la cabeza de Messi hace poco más de un año y hoy ponen su foto pidiendo que vuelva urgente porque “sin él no somos nada”.

¿Y alguno aunque sea se puso colorado al meter tremenda panquequeada? No, y nunca lo harán. Si salimos campeones en Rusia, van a decir “y si, lo único que faltaba era que pierdan CUATRO finales!”. Y así con todo. Entonces no intenten demostrarles nada, jueguen por la camiseta, por ustedes, por sus familias y por los que los bancamos; lo demás es maleza. 

En fin, por todo eso ahora yo los banco más que nunca. Y si el día de mañana el tiempo me da la razón, bienvenido sea, pero no lo hago para eso, lo hago porque prefiero morir defendiéndolos que vivir sintiendo que soy un mediocre más. 

Así que vamos, ¡arriba! Que todavía falta mucho, y tienen todas las condiciones para seguir dándonos alegrías. Pipa, Kun, Fideo, Masche, Lio... ¡no me aflojen! ¡Yo los banco! 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo