?>
Deportes

Ya lo tenías Belgrano...

Empate. El equipo celeste lo ganaba 1-0 en el PT, pero Godoy Cruz llegó al 1-1 cuando menos lo merecía.

La justicia apareció ayer por Mendoza. Es que Godoy Cruz y Belgrano hicieron méritos y al final, el 1-1 en el Malvinas Argentinas repartió en forma equitativa los esfuerzos.

En el arranque del primer tiempo Belgrano avisó por donde iba a herir. A los 6 minutos aguantó bien el Picante y Velázquez llegó hasta el fondo por izquierda sin resolución. Después Godoy Cruz se plantó con su esquema ambicioso con tres puntas bien definidos y los laterales –San Ramón y Achucarro– apareciendo por sorpresa. Y de tanto ir, el Tomba avisó con Cristian García, pero éste definió en off side a los 16.

Lo mejor del Pirata fue su presión. En tres cuartos de cancha puso a ahogar en campo adversario al Picante y Márquez y así el local ensució su salida. Pero Ramis tuvo la primera clara. A los 22 exigió el primer vuelo genial de Juanca Olave; en la jugada siguiente, a los 24, Velázquez desbordó y el centro fue mal resuelto por Carranza, quien dio rebote. Ahí estuvo el Cuqui Márquez para clavar el 1-0 para la B.

Con la ventaja, los del Ruso Zielinski apretaron al medio y Castellani, volante por la derecha del Tomba, complicó cuando abrió la cancha y le jugó mano a mano al Mono Quiroga. Pudo gritarlo Affranchino, pero su remate se fue apenas desviado.

Y después sí Godoy Cruz puso en aprietos al cordobés. Castellani remató y otra vez Olave sacó a relucir sus reflejos. A los 45 Jonathan Ramis lo tuvo mano a mano, y otra vez las manos de Olave para decir “no entra”. ¿Alguna más? Sí, para los mendocinos. Un centro venenoso encontró la cabeza de Velázquez, la bola se metía en contra pero Juanca atajó estupendo.

El final encontró a Belgrano resistiendo contra su arco.

Mejor, pero peor. En el segundo tiempo la historia le dio el rol protagónico a Belgrano. Es que el Tomba, llevado por la desesperación, dejó espacios vacíos atrás y la velocidad del Picante Pereyra fueron un constante llamado de atención. Velázquez pudo definir la historia, pero se la pellizcaron cuando Carranza ya le rezaba a todos los dioses.

Luego el Picante ensayó un chutazo que reventó el travesaño, a los 23. Más tarde, a los 31, otra vez Carranza le ahogó el grito de gol al Pica, sobre los 31. Y llegó lo peor para el Pirata: tras un tiro libre, un centro llovido encontró a todos los defensores saliendo y Sigali, en soledad, a los 32, puso el 1-1 ante la salida de Olave que no pudo hacer nada.

Para entonces, el Ruso ya había decidido cerrar el partido con el ingreso de Santana; pero quizá la variante (a los 21 minutos) fue muy tempranera.

.......

La figura

JUAN CARLOS OLAVE. El arquero de Belgrano sacó al menos cinco pelotas con destino de gol. También se destacó Jorge Carranza, el portero del Tomba. Si bien el ex Instituto falló en el gol de Belgrano, después repuntó. Aveldaño fue otro que sacó todo por arriba y abajo. Y el Cuqui Márquez volvió a demostrar su calidad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo