?>
Deportes

Vuelta y vuelta: Suárez en Belgrano; Rescaldani en Talleres

Matías Suárez volvió a ser el jugador determinante de Belgrano y abrió el partido. Ezequiel Rescaldani empezó a pagar con goles su vuelta al fútbol argentino.

La vuelta a la vida. Así lo sintió Matías Suárez, el delantero e ídolo del club de Alberdi, que regresó a los goles determinantes con la camiseta de Belgrano. Nadie tenía en los planes una aparición tan explosiva de un jugador que tiene todas las condiciones y que nunca pudo volver como él lo hubiera deseado.

Pero en los clásicos todo se potencia. Y el Oreja, con ese golazo al ángulo se devolvió algo que los hinchas de la B esperan de él. Fue a los 6 minutos del PT cuando Suárez se encontró con ese mano a mano de ensueño y sólo tenía un lugar para meter la pelota.

Era el ángulo de Guido Herrera y allá fue el bombazo. El 1-0 enmudeció a todo el Kempes. Fue una luz roja en el arco albiazul y la vuelta del goleador que esperaban sus hinchas.

Pasó el tiempo. El primer tramo del partido se fue acomodando. Pero no había caminos que le permitieran a Talleres encontrar la chance del empate.

La llegada del empate de Rescaldani. Nicolás Giménez aportó clase y calidad, pero de a ratos. Y con un pelotazo del volante para el pique de Ramis sobre un costado del área, propició el centro atrás, corto para la aparición del 9.

Ezequiel Rescaldani, ese centrodelantero que volvió al fútbol argentino tras su paso por Colombia, comenzó a mostrar algo de lo que muchos esperan de ese 9 de área.

Rescaldani escribió su nombre en la historia del clásico cordobés, algo que él necesitaba para devolverse la confianza a sí mismo, la de los delanteros que se pagan siempre con goles.

Ese primer tiempo fue vuelta y vuelta, la de Suárez en Belgrano; la de Rescaldani en Talleres.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo