?>
Deportes

Volvió Capé Sarría a Instituto

Como DT. Claudio Sarría será el técnico de la 5ª división de Liga Cordobesa, en inferiores. Arranca su nueva etapa y sueña con, algún día, dirigir a la Primera de la Gloria.

La parte de su vida que ya no le gusta a Claudio Sarría es que es un ex jugador. Le costó (y aún le cuesta) despegarse de esa faceta que tan feliz lo hizo. Tanto es así que estuvo un año parado esperando tener una nueva chance para no colgar los botines. Para que su zurda siguiera deleitando.

La parte de su vida que ahora sí le gusta a Claudio Sarría es que ya es director técnico. Ya comenzó. Fue la semana que pasó, revolviendo el cajón de los viejos recuerdos caminando por las canchas de La Agustina. Será DT de la 5º división de las inferiores de la Gloria que compite en Liga Cordobesa. Y es algo que al Negro Capé le ha devuelto la sonrisa. Así se lo comenta a su mujer, en todas las charlas que tienen, mientras se acomodan para mudarse a una casita en barrio Armadas Argentinas. Su nuevo lugar.

“Estoy contento, muy contento. Y enchufado”, dice Sarría cada dos por tres, ya decidido a instalarse en Córdoba tras su carrera de jugador que supo tenerlo por largos años en Tucumán, donde es ídolo de Atlético. Y sí, está feliz.

“Eso lo hablaba con mi señora los otros días, estoy muy contento de haber vuelto al club donde yo me inicié, arranqué jugando y pude hacerme un nombre. Estoy agradecido a los dirigentes que me dieron esta oportunidad, para iniciar otra etapa de mi vida, donde uno tratará de enseñar de la mejor manera lo que pudo aprender en el fútbol”, le cuenta Claudio, de 37 años, a Día a Día.

“La etapa de jugador, cuando estás por dejar y no sabés si abandonar o no, es fea. Por cuestiones personales, que la familia ya quería estar en Córdoba, me establecí acá y me quedé un año sin jugar. Me comuniqué con Iván (por Barrera, hijo del presidente de Instituto y también directivo), quien es quien me da la chance de volver al club”, resume Capé, quien supo hacer el curso de DT en Tucumán, ya vislumbrando que su destino estaría en el banco, dirigiendo.

“Estoy conociendo a los chicos recién. Estamos entrenando en la etapa de probar jugadores. Trataré de poner mi cuota de experiencia, porque a lo largo de mi carrera han pasado muchos técnicos. Uno puede enseñar a los chicos, para cuando lleguen a Primera estén bien formados, no solamente en lo futbolístico sino como personas”, agrega el ex volante creativo de la Gloria, quien se sorprendió por las instalaciones actuales: “Hacía mucho que no iba al club. Fui hace un mes atrás a jugar con los jugadores libres contra la primera local. Ahí fui a La Agustina y la encontré hermosa, con muchas canchas, con una infraestructura muy buena. Tener una buena pensión es clave. Nosotros cuando estábamos no había nada (risas). Es un avance importante que ha hecho la dirigencia”.

El coordinador general de las inferiores es Marcelo Bonetto, quien encabeza un nuevo proyecto. “Con Bonetto hemos charlando un poco. Me llamó para decirme si me interesaba. Le dije que sí, que quería trabajar con chicos. Para empezar está muy bien, quería trabajar y ayudar al club. Marcelo ya ha pasado por todas etapas. Tiene mucha experiencia. Eso le da un punto de ventaja para reclutar jugadores en el país. Uno trabaja para el club y tratará de hacer lo mejor para crecer uno mismo. Uno siempre piensa en estar más arriba. Sacar chicos y hacer una buena campaña para poder dirigir algo mejor en el futuro”, anhela.

Futuros DT´s. La dirigencia planea tener técnicos identificados con el club en la cantera, para que se fogueen y en un futuro puedan ser posibilidades como DT de la Primera. Algo que motiva a Capé.

“Es bueno que quieran foguear futuros técnicos. Estoy tranquilo porque soy joven, estoy recién empezando. Voy a seguir trabajando y aprendiendo de Bonetto y todos los entrenadores del club. Siempre se aprende algo todos los días. Hay que ser pacientes, trabajar seriamente, con mucha disposición hacia los chicos, hacia el club, hay que dejar una buena imagen. Cuando se pueda, llegará la oportunidad”, afirma, y completa: “Yo nunca me propuse mejorar patear con derecha. Nunca me puse una hora antes de la práctica a mejorar. A pesar de todo la uso un poco e hice algunos goles (risas)... Todas esas cosas hay que transmitirlas. La idea es hacer un Instituto que sea protagonista desde las inferiores. Marcelo pondrá las pautas, pero nosotros armaremos el equipo. A mi me gusta que jueguen bien, que sean ofensivos. Me gustaría jugar con línea de tres, pero tenés que tener los jugadores adecuados. Sino, no la podés hacer. Son cuestiones que iremos trabajando durante el año. Pero los equipos de Sarría serán ofensivos”, anticipa.

Hay dos vidas en la vida de Capé Sarría. Ya dejó una atrás. Y ahora va por una nueva, como DT. Y en su Instituto. Por eso su felicidad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo