?>
Deportes

El tormentón en La Agustina de Instituto

"Pudo ser peor". El presidente Barrera lamentó lo ocurrido pero apuntó que “los daños materiales no fueron tantos”.

Juan Carlos Barrera se quedó con la sensación de que la tormenta del lunes podría haber dejado un saldo “peor” para el club y quienes lo habitan. “En La Agustina cayeron árboles y se dañaron algunas estructuras. En el momento en que ocurrió esto había algunos chicos utilizando las instalaciones del predio quienes, afortunadamente, no sufrieron ningún tipo de lesión”, dijo el presidente albirrojo a Día a Día.

El predio que el club posee en barrio Jorge Newbery no cesó en sus funciones, de hecho, el plantel profesional entrenó ayer.

“No hemos hecho todavía un racconto de cuánto costará en términos económicos el daño que generó la tormenta, pero no nos queda otra que mirar para adelante y hacer los arreglos que haya que hacer. Lamentablemente, deberemos gastar un dinero que pensábamos no gastar”, agregó el presidente. 

Otros temas.
Qué será de la venta de Paulo Dybala al fútbol italiano sigue siendo un tema candente en el Mundo Albirrojo. Según Barrera, “no hay novedades”. “Es más, estuve con Dybala en Deán Funes, donde se inauguró una filial de la cual él es padrino y tuvimos un diálogo muy ameno. No me consta que esté de malhumor respecto a todo lo que se dice o se deja de decir o de lo que algunos intentan fogonear...”, tiró el directivo y añadió: “No creo que se haya enfriado la transferencia de Paulo, pienso que se irá en junio”.

Barrera, además, reiteró que siguen en negociaciones con Ezequiel Videla para comprarle el pase. “Es un jugador importante”, graficó el titular del club.

También se refirió a las declaraciones del técnico Darío Franco, quien días atrás afirmó que “River va a ascender seguro”. 

El dirigente opinó: “Como soy muy hincha de Instituto capaz estoy equivocado y el técnico tiene la razón; pero yo no lo veo así (que River ascenderá). Lo único que espero es que el equipo siga haciendo la campaña que está haciendo”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo