?>
Deportes

Todo sea por jugar en la NBA: la odisea de Marshall Plumlee para ganarse un contrato

El pivote fue llamado de urgencia por New York Knicks, sobornó al taxista para cruzar en rojo y llegó corriendo al estadio. "Una locura, podría escribir un libro", dijo.

Para Marshall Plumlee era la gran oportunidad de mostrarse en la NBA, y ganarse un contrato a futuro.

Los New York Knicks lo necesitaban por una noche, y él, hizo todo para llegar a tiempo al partido y ponerse la camiseta de New York.

El menor de los hermanos Plumlee juega en el equipo de los Knicks en la D-League (Liga de Desarrollo), los Westchester.

Recibió una llamada del staff técnico de los Knicks: "Necesitamos que defiendas a Dwight Howard", en el encuentro ante Atlanta Hawks, en otra jornada de la NBA.

No tenían los New York a Joakim Noah por lesión.

Plumlee se subió a un tren desde las afueras de Nueva York, donde vive, para ir hasta la estación de Grand Central.

Luego, se trepó a un taxi para ir al Madison Square Garden, y hasta le pagó al conductor una propina de 60 dólares por pasar un semáforo en rojo.

Pero ante el atasco de autos en la Gran Manzana, Plumlee decidió salir y correr por las calles de Nueva York.

"Llegué y me dijeron: ‘¿Necesitas calentar?'. Y les respondí: ‘No, ya estoy caliente. Vine corriendo", contó.

El pivote de 2,13 metros llegó con el partido empezado, ya en el primer cuarto, y debutó en el segundo segmento.

Al final, jugó 5:36, atrapó un rebote y se llevó una historia inolvidable: "Una locura, podría escribir un libro sobre ello".

Los Knicks le ganaron a Atlanta por 104-94.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo