?>
Deportes

Superclásico cordobés, la mirada de Belgrano: terminó con lo justo

A los seis de juego, Matías Suárez metió un golazo entrendo por derecha y marcó el 1-0 para el Pirata en el clásico. Rescaldani, el empate para la T. 

Contrariamente a lo pensado, fue Belgrano el que sorprendió a Talleres en el arranque.  A los 6, una jugada por derecha lo tuvo a Matías Suárez como protagonista. El Oreja hizo un desparramo por ese sector y, cuando enfrentó a Herrera, marcó el 1-0.

El Celeste pegó primero en una tarde de sol de un Kempes colmado de hinchas albiazules. Y, con el gol en contra, la T quiere empatar y el Celeste aguanta y trata de contragolpear. 

Talleres empezó a presionar, urgido por el resultado en contra. El Pirata recurrió al foul para intentar parar los avances rivales pero, casi a los 30, Ramis desbordó a Luna por derecha y Rescaldani la empujó sin que Aveldaño ni Espíndola López pudieran hacer nada para marcar el 1-1.

Luego del empate local, el equipo de Sebastián Méndez volvió a emparejar las acciones. Aunque no pudo lastimar a Talleres como en el inicio del partido. Sólo a los 43, en una contra que lo dejó solo a Matías Suárez cerca del área del arquero Herrera donde fue bajado por Komar. Todo Belgrano se fue en contra del árbitro Néstor Pitana que debió expulsar al defensor de albiazul. Luego de esa infracción, por protestar fueron amonestados Aveldaño y Acosta. Antes, vieron la amarilla Suárez y Lértora.

Y así, con los jugadores celestes reclamándole al árbitro, se cerró un primer tiempo que tuvo de todo para el equipo de Alberdi.

SEGUNDO TIEMPO. El Pirata intentó pararse un poco más adelante en la cancha sabiendo que Talleres iba a volver a presionar arriba. Al principio, Matías Suárez como eje de cada avance, se hizo dueño de la pelota. El ex Anderlecht, con su gambeta y velocidad, intentaba lastimar. 

Con más tranquilidad que en el cierre, el Celeste intentaba hacer su juego de cortar el circuito de juego al albiazul. Por momentos lo lograba pero le falta más presencia ofensiva. A los 15, ingresó Melano por Bieler para darle más velocidad al ataque pirata.

Sobre los 30, el DT Méndez ya había hecho los tres cambios en su equipo. Melano todavía no gravitó como lo esperaban pero es porque Talleres lo empujó hacia su prppio campo y le costaba salir claro de contragolpe. Ingresó Velázquez por Márquez, para equilibrar el mediocampo y luego, tuvo que recurrir a Cristian Romero, para reemplazar a Espíndola López, lesionado.

El Celeste, en esta etapa del partido, aguanta y trata de meter algún contragolpe esperanzador para romper el empate en un gol ante su clásico rival. Pero, hasta el final, el equipo de barrio Alberdi terminó aguantando los ataques de su rival. 

En el cierre quedó el gusto de lo que empezó bien, con el 1-0 casi desde el vestuario y, con el correr del partido, se tuvo que conformar con el empate. A pesar de que, por momentos, fue superado por su rival la imagen que deja Belgrano sigue en crecimiento de cara a lo que viene que es Patronato de Paraná, de local, en el mismo estadio Kempes el próximo sábado, a las 14.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo