?>
Deportes

Socios de Rosario Central presentaron denuncia penal contra juez Ceballos

Un grupo de socios de Rosario Central presentó hoy una denuncia penal por estafa contra el árbitro Diego Ceballos y el juez de línea Marcelo Aumente, por los polémicos fallos que tuvieron en la final de la última Copa Argentina.

Los encargados de llevar la denuncia a la Fiscalía Regional de Rosario fueron los abogados José Nanni y Paul Krupnik, en búsqueda de que la Justicia investigue al árbitro y a su colaborador, tras cobrar en el partido un penal para Boca con infracción fuera del área y un gol "Xeneize" en clara posición adelantada.

Además, Aumente le anuló un tanto a Marco Ruben, porque en la jugada quería participar Marcelo Larrondo, quien partía de una posición ilícita, "La denuncia fue formalmente presentada ante el Ministerio Público de la Acusación acá en Rosario. Es una denuncia de alrededor de un centenar de socios y simpatizantes del club Rosario Central en virtud de una serie de irregularidades en el partido del miércoles por la Copa Argentina que dan a suponer la comisión de algún tipo de ilícito penal", expresó Nanni al programa "Todos en la Ocho".

Y agregó: "Lo que le pedimos al fiscal es que se investigue movimientos de cuentas bancarias, las líneas de teléfono celular de Ceballos y de su asistente (Marcelo) Aumente, si recibieron llamados telefónicos y de quiénes. Uno puede cometer un error, pero esa direccionalidad de errores para un mismo sector ya se transforma en una posible conducta tipificada en el Código Penal".

"Esto va a ser también para llevar un poco de claridad en esto. Si hubo algún tipo de incentivo económico para el árbitro o su asistente, como muchos sospechan, que se investigue y que se dé cuenta. Si no fue así, se archivará la denuncia y todo quedará más que tranquilo", continuó el abogado de los hinchas centralistas.

En tanto, la dirigencia de Central decidió suspender la conferencia de prensa pautada para hoy en un hotel del centro de la ciudad, en la que se iba a anunciar que daría curso a un pedido formal a la AFA para que la final de la Copa Argentina ante Boca se juegue nuevamente.

Desde la mañana del jueves, los más importantes dirigentes del club dispararon contra el arbitraje de Diego Ceballos y la actual conducción de la AFA, y adelantaron que pedirían que el encuentro de juegue nuevamente por considerar que el triunfo de Boca fue "ilegítimo".

Sin embargo, a último momento los directivos decidieron suspender la conferencia que iba a desarrollarse desde las 12 en el hotel Holiday Inn.

Hay una gran expectativa por el partido del domingo ante Boca, por la última fecha del campeonato, y se montará un gran operativo de seguridad para evitar agresiones e inconvenientes.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo