?>
Deportes

Rodolfo Ranni: Grabamos una novela en Cuba y apareció Maradona

El reconocido actor también sale a la cancha en Star Gol. Bostero casi de cuna, cuando llegó de Ialia, dejó de ir a la cancha porque le salía un "energúmeno de adentro".

La pinta de un duro. Gesto adusto, cara de pocos amigos, y encima le dicen Tano. Cualquiera podría aventurar que Rodolfo Ranni era un recio marcador central.

"No, jugaba de wing derecho, y bastante bien. Con goles de cabeza y todo. Al fútbol lo descubrí en la Argentina, porque llegué a los 10 años de Italia, donde no se jugaba porque el país estaba en plena guerra. Llegué y me hice de Boca, aunque mis primos eran de River. Les hice creer que sería del mismo equipo", aclara el consagrado actor, que a los 79 años encarna la imagen paterna en "Mi familia es así".  

–En tantos papeles que interpretaste, ¿nunca un futbolista?

–Me presenté para el casting de la película El Crack. Era joven y cuando me tocó el turno me dio vergüenza y no lo hice.

–Pero tu carrera tocó al fútbol de cerca...

–Y claro, si me encanta. En el 2000, con los Buscas de siempre grabamos unos capítulos en Cuba y estaba Diego. Apareció en un par de capítulos, y también su hija Dalmita. Yo era el representante de Beto Santana, un futbolista que interpretaba Sebastián Estevanez, muy a lo Maradona.

 


–¿Y el representante era muy a lo Cóppola?

–Nooo, Guillermo es un señor. Lo conozco y es así. En cambio Bebe, el representante, era un chanta. 

"Yo estaba en la cancha de River el día de la puerta 12. Había tanta gente que decidí irme antes y por eso me salvé". 

–¿Qué personalidades en el fútbol te impactan?

–Uno puede ser el Coco Basile. Con ese vozarrón te mata. La otra vez me lo crucé acá en Carlos Paz en un restaurante y me gritó de la otra punta: "Tano, mirá, estoy vestido a lo Ranni". Y claro, estaba de bermudas. 

–¿Y futbolistas ídolos?

–Tevez. Barrio, carisma, un crack. Lástima que se nos fue a China, pero seguro que va a volver. Y mirá que vi muchos de los ídolos de Boca y de cerca, porque mi papá tenía un restaurante en la calle Brandsen donde almorzaba el plantel. Me acuerdo de Musimessi, el arquero cantor. Cantaba un chamamé que decía "dale Boca, viva Boca, el cuadrito de mi amor". 

"Veo mucho fútbol por la tele, pero al equipo que juega bien. No sólo a Boca. Si River o San Lorenzo juegan buen fútbol, los veo".

–Dejaste de ir a la cancha...

–Hace más de 40 años. Me pasó algo raro, estaba en la Bombonera, donde compartía un palco con Hugo Moser, y una tarde en la que Boca era un desastre y hasta Marzolini jugó mal, me la pasé puteando a un uruguayo de apellido Rosello. Después me enteré que hacía un par de meses que no cobraban y me di cuenta que el fútbol me sacaba un energúmeno de adentro. Y no pisé más una cancha. 

–La verdad Tano. En el Mundial del 90 hiciste fuerza por Argentina o por Italia?

–Por Argentina. Si llegué cuando era un pibe y pasé mi vida aquí. Ese día en que llegué me dijeron que River era lo más y que Boca era grasa. Y me hice Bostero.

Queda en familia. Mi familia es así es una de las comedias recomendadas en Villa Carlos Paz. Con Rodolfo Ranni, Betiana Blum, Raul Taibo, Laura Bruni, Jey Mammon y elenco. De martes a domingo en el Teatro del Sol, a las 22.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo