?>
Deportes

River perdió 0-1 ante Cruzeiro por la ida de los cuartos de final de la Libertadores

Fue en el Monumental, por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Marquinhos, el gol.

Del jueves de la semana pasada (el día del ataque con el gas pimienta y el bochorno en La Bombonera) al jueves de ayer, pareció que River fue un River más light, algo anesteciado,  menos combativo, sin la chispa futbolística que ha sabido lucir o que se esperaba que tuviera para una cita como la que tuvo anoche. Y si al frente hubo un equipo que también jugó tranqui, sin desordenarse, y que encima hizo un gol, entonces fue un jueves horrible para River. Porque el equipo dirigido técnicamente por Marcelo Gallardo quedó en nada en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. 

Y ahora deberá ganar sí o sí en Brasil, el miércoles a las 22, para avanzar a las semifinales. Al menos 1-0 para igualar la serie. 

Tremenda decepción en el Monumental de Núñez, con un River sin el fuego sagrado, quizá apagado luego de la habladísima semana que pasó. Poco de Teo, casi nada de Mora, Pity Martínez desaparecido. Con ese combo, poco se podía esperar en materia ofensiva. 

Pero tampoco se esperaba una desventaja en defensa. A los 36 minutos del segundo tiempo, cuando el ambiente sentenciaba el 0-0, Marquinhos metió la pepa que la da todas las chances a Cruzeiro: ganando o empatando seguirá en carrera y esperará por el vencedor de Guaraní-Racing (ganan los paraguayos 1-0). 

“Nos hicieron un gol cuando los teníamos controlado. Sólo nos queda salir a buscar un buen resultado allá, en Brasil. No nos damos por vencidos, somos un buen equipo, hay que hacer un gran esfuerzo para ir a dar vuelta la serie”, dijo Jonathan Maidana, el defensor de River. Será bravo. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo