?>
Deportes

Qué poca banca a Teté González en Belgrano

Opinión. No lo esperaron a Esteban González. Faltó banca. Y lo que debía ser un paso adelante en la consolidación del club, acabó por ser un retroceso.

Un club que se volvió tan serio como Belgrano debió tomarse su tiempo para seleccionar al sucesor de Ricardo Zielinski, el técnico de su edad dorada. 

Y el elegido fue Esteban González. No en forma unánime, aunque si consensuada.

Un hombre de la casa, un proyecto que se fue cultivando aún desde sus tiempos de jugador, porque era casi un técnico dentro de la cancha.

Y con Teté se intentó jugar a algo distinto. Y con Matías Suárez se apunto más alto y subió la ambición: ganar algo en el semestre. 

Con Teté el equipo no alcanzó a consolidarse como tal. Sin identidad y sin carácter. Empezó con muchos pibes y con la pelota al piso, y terminó con pelotazos a Obolo y al Picante. No le encontró la vuelta y la gente lo reprobó con Quilmes, a la distancia contra Tigre y ahora Sarmiento.

Sin embargo, una dirigencia que apostó tan fuerte por Teté, no tendría que haberse dejado arrastrar por la impaciencia y respetar el proceso y el camino elegido.

Porque con Teté el club trascendió las fronteras y brilló en Brasil. Y llegó tan alto como nunca en Copa Argentina. Y promocionó un juvenil de exportación como Cuti Romero. Y más allá de que no lo plasmaron en cancha, los jugadores lo apoyan.

No lo esperaron. Faltó banca. Y lo que debía ser un paso adelante en la consolidación del club, acabó por ser un retroceso.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo