?>
Deportes

Que alguien de una vez calle a Diego Maradona

Una visión sobre la actualidad de Maradona y la actuación de Messi, luego de las críticas de Diego acusándolo de "no tener personalidad".

Viste cuando a las cinco de la mañana decidís ir a la casa de tu ex, totalmente borracho, a decirle que te de otra oportunidad y un amigo, al borde de las trompadas, te agarra del cogote y lo impide salvandote de pasar otra vergüenza enorme.

Bueno, algo así pero cada vez que vaya a abrir la boca en público, necesita Diego Maradona.

Por su bien, claro, el ex mejor jugador de la historia estaría necesitando que algún amigo de verdad aparezca en su vida y no esos vampiros que le vienen chupando la sangre y los millones desde hace unos 20 años.

Acá no se discute que si a Messi le falta liderazgo o que sea un pecho frío. Cada quien tendrá su posición al respecto.

Lo que se pide, se ruega, es que alguien de una vez calle a Maradona. Que alguien lo saqué del centro del ring porque sigue recibiendo trompadones. Y él cree que sigue siendo Muhammad Ali, cuando hace rato viene perdiendo por nocaut una pelea contra el mismo y nadie tiene el valor de avisarle.

Esa misma pelea lo alejó de sus amadas hijas y de Claudia, la mina por la que básicamente esta vivo y aún tiene guita en sus cuentas bancarias.

Y esa misma pelea lo hace vivir esas eternas contradicciones tan suyas. Capaz de decir hace un mes que el presidente de la Fifa es un traidor y luego salir abrazado por un puesto en ese mismo ente. O peor aún, luego de pasarse la vida hablando pestes de Pelé, aparecer junto al morocho porque un sponsor puso la que había que poner.

Son imágenes tristes que se contraponen con esos pequeños instantes donde Diego sale tirando un caño en un pasillo a una señora. O cuando aparece alguna nueva toma desconocida de uno de sus maravillosos goles.

No es fácil pero Maradona debe entender que los niños ya no quieren ser Maradona. Quieren ser Messi.

Entonces ahí debe aparecer algún amigo para correrlo del medio y preservarlo.

Que Maradona salga del centro.

Quizá así pueda ocupar el espacio que se ganó como uno de los tipos que más maravillosamente jugó a la pelota en la historia de este mundo.

Esta claro que así, queriendo seguir siendo lo que ya no es, no le hace bien a nadie. Sobre todo a Maradona.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo