Lunes 23 de abril, 00:35
Nublado 13º / 73% +
/ Registrate

Para Belgrano, todo en sus carriles

El punto cierra. La B igualó con Boca en un Kempes a tope. Los carrileros Giménez y Ervitti, los goles. El Celeste pudo ganarlo, pero el empate sirve.

Matías Giménez le daba la ventaja a Belgrano en el primer tiempo. El zurdo cumplió (Javier Ferreyra).

Matías Giménez le daba la ventaja a Belgrano en el primer tiempo. El zurdo cumplió (Javier Ferreyra).

Belgrano y un punto que sumó contra los xeneizes. Capítulo aparte, el lleno total del Kempes (Javier Ferreyra).

Belgrano y un punto que sumó contra los xeneizes. Capítulo aparte, el lleno total del Kempes (Javier Ferreyra).

Con el punto, la B quedó a un triunfo de los 50 y la salvación (Javier Ferreyra).

Con el punto, la B quedó a un triunfo de los 50 y la salvación (Javier Ferreyra).

  • de
Para Belgrano, todo en sus carriles

23/04/2012 00:00

Por Alejandro Chavez

Inflá el pecho, hermano. Sí, vos. El que no tiene voz de tanto haber gritado anoche. El que pone la excusa de no poder hablar por haberse agarrado un resfrío el finde. El que ayudó a levantar los 500 kilos que pesa el telón nuevo en la popu. El que resignó casi la mitad de su sueldo llevando a la bruja y a los chicos a la platea. O el que no estudió nada, ni un pomo, para el examen de hoy en la facu por haberse ido a ver al Belgrano de su vida. Seas quien seas. Quedate tranquilo, papá. Todo ese sacrificio valió la pena.

Porque tu equipo se la banca. Contra el que sea y donde sea. Porque tu Celeste le pelea al que venga. Por más grandote que parezca. Por más que tenga todo a favor. Por más que entrene en los mejores gimnasios, con los mejores profes y las técnicas más depuradas. Tu Pirata le hace frente igual, yendo al mano a mano con amor propio. Y lo hace con sus armas, es cierto. Pero con un corazón enorme. Con coraje. Con una garra que contagia hasta al más refinado hincha en los palcos. Con huevos, para decirlo en criollo básico.

Así es Belgrano. Un equipo de hombres, de machos, de jugadores de pueblo y también de experiencia. Porque Olave, Turus, Lollo, Farré y Mansanelli ya defendieron cientos de veces tus colores. Son centenarios en la B. Y usan todas las batallas preliminares que han tenido para no achicarse nunca. Ni siquiera ante el Boca de los títulos internacionales, los campeonatos locales y la hinchada más grande del país. Ni siquiera ante el Xeneize de ese Riquelme que, al menos esta vez en el Kempes, no gravitó.

Y ese es un laburo que hay que valorarle al equipo de Ricardo Zielinski. A ese Ruso que, para muchos, le ha sacado el máximo jugo posible a este plantel. Porque, no se olviden, Belgrano está tercero en la general. Sí, tercero. Con muchos de los jugadores que escribieron la historia grande del club casi un añito atrás en la B Nacional descendiendo a River. Sin jugadores de cartel. Sin el Picante Pereyra, su máxima figura, lesionado. Sin el Mudo Vázquez, quien ahora tira paredes en Italia para el Palermo. Y, como si eso fuera poco, con los “fallos” del juez Néstor Pitana siempre en contra. Siempre tirando para el lado del más fuerte.

Aquella noche, este árbitro. El Tano Pasmann, el hincha más puteador de todos los tiempos, fue un poroto. La gente de la B insultó más aún a éste árbitro que también dirigió la ida de la Promo ante el Millo. Esa que terminó 2-0 en favor de los de Alberdi y fue la base del ascenso. Por eso es más que entendible el grito de “viejo y glorioso Belgrano, de corazón sin igual”, que ofrendaron los miles y miles de fieles Celestes que coparon el estadio mundialista. Y que se dieron el lujo de volver a disfrutar de un Belgrano-Boca tras seis largos años (el último había sido el 12 de diciembre de 2006, cuando el Pirata se impuso con gol de Franco Peppino). La cita esta vez terminó 1-1, es verdad. No hubo triunfo heroico como en otras oportunidades. Tampoco vueltas olímpicas frustradas. Y también es cierto que pudo haber tenido otro final el partido, porque en el primer tiempo la B ganaba y lo hacía bien con gol del ex Xeneize Matías Giménez. Ese al que el DT Falcioni había cortado en el verano.

Hasta alguno habrá aventurado que todo pintaba para baile de Giménez (sí, con “G”) con el 1-0. Pero el tanto de Walter Ervitti al inicio del ST frustró lo que hubiera sido una fiesta inolvidable.

Igual, no hay que deprimirse. Porque Belgrano sigue engordando su promedio. Es la máquina sumadora el equipo de Zielinski. Ya tiene 47 puntos y está a sólo tres, a un triunfo, de llegar a los 50 y alcanzar el objetivo que se pautó cuando comenzó la temporada.

Las matemáticas son relativas de todos modos y todo le va a costar al Pirata de aquí al final. Eso es seguro. Pero también es una fija que este plantel saldrá adelante. Porque no se achica nunca. Porque le pone el pecho al que venga. Como se lo puso a River en el Monumental. Como se lo puso ayer a Boca. Y como lo va a poner para que su gente siga disfrutando de uno de los momentos más dulces de la historia. Todo va por sus carriles, Belgrano. Caminá tranquilo.

.......................................

Los números son amigos de Belgrano

Los números son amigos de este Belgrano del Ruso Zielinski en su temporada en Primera División. Aquella que se inició con el Torneo Apertura 2011 y que sigue dando buenos réditos en el Clausura 2012.

El objetivo planteado de los 50 puntos está cada vez más a mano. Hoy, el Pirata arribó a los 47 puntos. Y está a sólo tres unidades de lograr ese número que le permitiría salvarse completamente de todo. Sí, apenas un triunfo más, cuando le quedan ocho partidos por disputar.

La suma aparece producto de los 31 puntos logrados en la primera rueda y los 16 que consiguió hasta aquí el conjunto de Alberdi. Con mucha garra, y tratando de no resignar punto en la cancha que sea.

¿Qué le resta de acá en adelante? Jugará cuatro partidos de local y cuatro de visitante. En Córdoba, recibirá a Tigre, Atlético de Rafaela, Racing y Banfield. Mientras que deberá salir de la provincia para jugar ante Colón de Santa Fe, Vélez Sársfield, Godoy Cruz de Mendoza y Arsenal de Sarandí.

Justamente fuera de casa este equipo es donde más fuerte se hace. En esa condición sumó 29 de sus 47 puntos. Ya en el Torneo Apertura había sumado 22 unidades en esa condición. Y en el Clausura ya lleva acumulados siete más.

La cuenta pendiente será lograr buenos números en los cuatro cotejos que jugará en el Gigante de Alberdi (ya no volverá a utilizar el Mario Kempes).

Invicto. El equipo del Ruso perdió por última vez en el 2-0 ante Independiente en la 6ª fecha y acarrea un invicto de cinco partidos, con dos triunfos y 3 empates.

¿Qué te produce este tema?

Comentarios

  • © 2009 - 2011 Todos los derechos reservados.
    Cache generated by MODULE Static Page Cache at 23/04/2012 | 00:35:25 url:http://publicador.diaadia.com.ar/node/165465?recache=1