?>
Deportes

Pablo Guiñazú a la cabeza de los refuerzos de Talleres

EL 14º REFUERZO de talleres. Pablo Guiñazú llega al Matador y con su contratación sacudió el mercado de pases.

La noticia, por ejemplo, en los medios de Buenos Aires la toman como que “Talleres sacudió el mercado”.

Y sí, con Pablo Guiñazú a la cabeza de los refuerzos, el volante experimentado y de muchísima trayectoria fue oficializado por Talleres como el nuevo y penúltimo refuerzo. A la espera de un arquero más, la T ya está presta a cerrar su mercado de fichajes para la temporada. Guiñazú, de 37 años es un anhelo por partida doble. Llega procedente del Vasco Da Gama y se suma a la T, habiendo reconocido públicamente antes de que se profundizaran las negociaciones, quería terminar su carrera con la camiseta de Talleres, club del que se reconoce simpatizante.

Guiñazú activó el interés mutuo, en medio del comienzo del libro de pases en el que Talleres fue moldeando una estructura que asomaba como lo había dicho el propio presidente Andrés Fassi: “serán seis o siete refuerzos”. Pero fueron el doble de jugadores. Ya son 14 los futbolistas confirmados, con varios turilantes en el medio. 

Si bien hicieron su ruido de manera “proporcional” a cómo se daban las negociaciones, las llegadas de Hernán Encina, Mauricio Caranta y Gonzalo Klusener han sido los nombres más “pesados” en un mercado que ya lo tiene como protagonista principal a este Talleres que se despegó un poco más de la necesidad de afianzarse en la categoría y de mirar quizás un poco más allá, para dar pelea en el torneo.

¿Cómo viene Guiñazú? No traía mucha continuidad del Vasco, donde alternó en la última temporada. No por ello, poniéndose bien a punto no deja de ser un refuerzo de altísima jerarquía. Y sí que sacudió el mercado ante las posibilidades, como la de Atlético Tucumán, la más mencionada, tras su asceso a primera división.

“Tenía tres ofertas importantes y priorizó el proyecto Talleres”, resaltó Fassi en torno al jugador. La impronta, la personalidad, su buena pegada, el manejo del balón y sobre todo su temperamento hace pensar que con Guiñazú liderando la ofensiva, colaborando en el armado, quizás en los papeles previos la T puede estar para algo trascendente. No dejan de mirar también hacia la Copa Argentina, torneo que lo ve con muchas “ganas” el equipo de Kudelka, algo que podría darle cierta “proeza” en caso de llegar a zonas de definición trascendentes.

Para la pelea por esos frentes, la T cuenta con una muy buena base desde abajo hacia arriba. Con Caranta en el arco, Quintana, un muy buen zaguero, con Burgos en el medio, con Guiñazú, Encina en la zona de tres cuartos y con Klusener arriba, acaso el más mimado por los hinchas y puntal referencial del equipo y de la idolatría de la T.

Salvo Caranta y Burgos, el Sapito, Kluse y el Cholo deberán afinar su preparación física y futbolística. A favor, más en este gran volante pesa la experiencia y el oficio que son el plus que le puede dar algo más para que entren en forma rápidamente. Guiñazú está en la T, a la cabeza de los refuerzos. Y todos ya se ilusionan.

37 años

Pablo Guiñazú ya fue campeón en primera división con Independiente y fue jugador de la Selección.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo