?>
Deportes

Pablo Granados: Con Newells somos mayoría

Fanático. El humorista y músico rosarino nunca deja de hacer referencia a la escuela “leprosa”.

Un Bañero que se tira la pileta por Newell’s. Pablo Granados está de temporada en Villa Carlos Paz y goza con la nutrida legión Leprosa en la colonia artística en la Villa.

“Somos un montón, estamos con Pachu (Peña), Cristian Sancho, Gabriel Bermúdez... más toda la gente que va al Teatro del Lago a vernos y me muestra la camiseta. Con Newell’s somos mayoría”, asegura el rosarino que saltó a la fama en las huestes de Tinelli y la pasa bomba con los Bañeros se Divierten. 

–Siendo un Bañero, ¿te ahogarías si Messi decide retirarse en Rosario Central?
–Eso no pasará nunca, ni lo pensaría. No está en los parámetros de Leo hacer algo así. Es Leproso y punto.

–¿Te lo imaginás entrando al Marcelo Bielsa?
–Soñamos ver a Messi a los 40 con la de Newell’s. Espero muchas vueltas, la de Manso, la de Samuel, pero si viene Messi se cae el estadio. Sería como lo de Maradona en 1993, una locura. Y que dirijan en dupla el Tata y el Loco Bielsa.

–Te animaste poco a los picados con las estrellas...
–En algunos no estuve, a otros no me invitaron. Matías Alé fue a todos pero es más jovencito, está más preparado. Yo tengo casi 50, artritis y una cintura por cuidar.

–En Los Bañeros se Divierten te animás a ponerte los tacos altos. ¿En la cancha alguna vez te gritaron que parecías una gorda en tacos altos?
–Como me la gano en el teatro, eh. Vengo de la escuela de laburarla, de disfrazarme de lo que sea si es para divertir a la gente. No sé si llamarle trabajo a esto porque lo hago con una sonrisa siempre, y tratando de que el público se ría también. Y en la cancha nunca me gritaron eso porque juego bastante bien, tengo hasta goles olímpicos con tres dedos y en TyC Sports hay registros. ¡Si hasta jugué con Messi!

–Como buen bañero, en algún fulbito playero a la orilla del lago te vas a prender...
–Es la primera vez que hago temporada en Carlos Paz y me encanta. Me están mal acostumbrando. Además, lo veo a mi hijo Migue y a los otros muchachos de Peligro Sin Codificar, con los que volvemos a la tele en marzo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo