?>
Deportes

Mundial Brasil 2014: Argentina enfrenta a Holanda por semifinales

Contra los naranjas. La Selección va por el pasaje a su quinta final en Mundiales. Juega Pérez y vuelve Rojo.

Y llegó el día. Ese que por el que esperamos laaaargos 24 años. Hay que mirar para atrás hasta el 3 de junio de 1990 para encontrarnos en una situación similar (ante Italia). Nadie como el Jefe Mascherano lo expresó mejor: “Estoy cansado de comer mierda”, arengó antes de salir a jugar frente a Bélgica. Y ese mochilón de frustraciones y más frustraciones se fue, al fin, por la cloaca. El primer objetivo, como dijo Messi, se cumplió. “Pero queremos más”, tiró Pachorra Sabella.

Es que hay otro aroma en la Selección. Olemos a confianza. Olemos a equipo (no sin algunas esencias medias fuleras). Y también olemos a Messi, la fragancia más fresca desde que el 10 mayor se evaporó en aquella negra tarde de doping, en Estados Unidos, ante Nigeria. Por fin, la magra etapa post Maradona parece que empieza a cerrarse.

Y esta tarde, ante Holanda, esta nueva generación de futbolistas, muchos de los cuales casi ni vimos jugar en nuestras canchas, tienela gran oportunidad de seguir metiéndose en la historia y aún más en el corazón de los hinchas.

Alemania, que ayer dio el golpe más rutilante de la historia de los Mundiales, cacheteando a Brasil en el patio de su casa (ver más en páginas 2, 3, 4 y 5), ya espera, tranquilita, por su rival de lo que será su octava final en Copas del Mundo.

¿Y nosotros? Pero hablemos de los nuestros. El conjunto nacional llega afianzado al choque de esta tarde, a las 17, en San Pablo. Con un fondo más compacto del que comenzó la competencia: el DT acertó con el ingreso de Demichelis, que repetirá hoy. Otro que llegó muy cuestionado y que se ganó su lugar en el lateral izquierdo es Rojo, que vuelve al 11 inicial.

Argentina no es la máquina alemana, pero fue de menor a mayor, algo fundamental en estos torneos, y en la victoria del sábado ante los Diablos Rojos belgas lo ratificó. Y hablamos de la última línea porque Holanda tiene en sus hombres de ataque su mayor potencial: Sneijder, Robben y Van Persie, conforman un tridente temible. Atrás y en el mediocampo los dirigidos por Lucho Van Gaal son un equipo terrenal: con aciertos y errores, como los que evidenció en la agónica victoria ante Costa Rica, en el juego de cuartos.

Respetando su ¿cábala?, Sabella no confirmó el equipo, pero es una fija que Enzo Pérez (quien entró por el lesionado Di María) conservará su lugar en la mitad de la cancha. Biglia también, tras el sólido partido ante Bélgica. Y Lavezzi seguirá con la obligación de la marca. ¿Arriba? No hay dudas: Messi e Higuaín, el 9 que volvió a meterla y le dio variante al poder de fuego argentino.

Especial especial será este miércoles 9 de Julio en el que recordamos la declaración de la Independencia. El sorteo, el destino y los muchachos liderados por Leo Messi harán que todo se detenga a las 17. Será una tarde de juntadas, de muchos amigos, de muchas familias, de mucha argentinidad. Ojalá allá, los nuestros expriman a las naranjas hasta dejarlas seca. Acá, el jugo de la pasión hará el resto.


Sumate a la conversación
Seguí leyendo