?>
Deportes

La tarde negra de Pitana en el empate de Talleres y Belgrano

El árbitro del partido no las tuvo todas consigo. Hubo dos ejes sobre los que se centraron la polémica en su actuación: debió expulsar a Komar y cobrar un penal para Talleres.

Parecía que lo traía bien al partido, en lo que fue finalmente el empate entre Talleres y Belgrano, hasta que se encontró con dos jugadas que hicieron que la tarde de Néstor Pitana sea decididamente mala. Más con un final que tuvo tumultos entre jugadores, situaciones en las que el juez dejó pegar en exceso y una llamativa lejanía de algunas jugadas claves.

El árbitro quedó en el ojo de la tormenta por una infracción de último recurso de Juan Cruz Komar cuando derribó con sus brazos a Matías Suárez en la puerta del área, con situación muy favorable para el mano a mano del delantero con el arquero Herrera. Eso ocurrió casi al final del PT.

Luego, en el complemento, un remate del propio Komar pegó claramente en la mano de Guillermo Farré. Era penal para Talleres, claro penal. Pero Pitana dejó seguir. En líneas generales el partido pareció írsele de las manos al juez que derivó en una tarde negra.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo