?>
Deportes

La Selección de básquet rinde el primer examen rumbo a Río 2016

Ensayo. Argentina se mide este lunes, a las 19.30, con Nigeria en Las Vegas. No juegan Manu Ginóbili ni Carlos Delfino.

A la cancha. Tras dos semanas de entrenamientos, la Selección nacional tendrá su primer examen de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

 En Las Vegas, donde está concentrada, la Argentina se mide el lunes desde las 19.30 con Nigeria. El miércoles, ambos seleccionados se volverán a enfrentarse, también en la ciudad estadounidense.

El equipo africano será su primer rival del elenco dirigido por Sergio Hernández en los Juegos Olímpicos de Brasil, el venidero 7 de agosto.

Para el primer ensayo, Argentina no tendrá a dos de sus figuras, Manu Ginóbili y Carlos Delfino, quienes serán preservados. “Son dos jugadores que van de a poco”, indicó el entrenador argentino.

“Manu tiene un golpe que lo tiene con molestias y si se esfuerza puede convertirse en una lesión. Carlos entra y sale de las prácticas, todavía es temprano para que esté en un juego oficial. En una semana vamos a tratar de que esté en cancha al menos 10 minutos”, agregó Hernández en el diario Olé.

El resto del plantel se espera que esté en condiciones de afrontar el juego ante Nigeria.

El pasado sábado, el DT Hernández confirmó los 12 jugadores que representarán a la Argentina en Río. Fueron desafectados el alero cordobés Juan Pablo Vaulet y el interno Tayavek Gallizzi. 

El técnico Hernández se la jugó con Delfino, quien lleva poco más de tres años sin jugar debido a la lesión en el hueso escafoide de su pie derecho por la cual fue operado en siete ocasiones.

“Cuando hablamos de Delfino hablamos de un jugador de elite internacional, un jugador NBA, de los mejores que hay en el mundo en esa posición. Por eso está la jugada esta de que él con el correr del tiempo está bien para jugar”, explicó Hernández. 

La Selección cerrará la preparación en Las Vegas el viernes enfrentando a Estados Unidos, el máximo candidato a ganar la medalla de oro en Río.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo