?>
Deportes

La filial Rodrigo Astudillo de Talleres cumplió sus promesas

En bicicleta y a pie, los hinchas de la T de Jesús María cumplieron el periplo post ascenso de pedalear hasta Ascochinga. Otros, a pie, hasta Piedra Blanca. Todo por el ascenso a primera.

Los muchachos cumplieron después del ascenso a primera, después de este campeonato inolvidable para todos los fanas albiazules. Como se lo habían prometido. Desde Jesús María, los hinchas de Talleres de la filial Rodrigo Astudillo hicieron la bicicleteada de 20 kilómetros hasta Ascochinga y compartieron el trayecto con Martín Sánchez, el famoso hincha de la T que se fue en bici hasta Formosa para el ascenso del Matador del Federal A a la B Nacional.

Se lo habían jurado. Todos. Y así fue que tomaron esta decisión de cerrar el círculo, con el ascenso consumado, fieles además a la imagen de ese tremendo delantero que fue Astudillo, hijo del famoso "Cara e' muerto", Eduardo. Aquel que brillara junto al Talleres de la década del '70. Pero este otro "Astu" es aquel del ascenso del '98 ante Belgrano y el de la Copa Conmebol.

¡Llegaron! Hay que se muy hincha para pedalear y luego caminar por una promesa. (Gentileza filial Rodrigo Astudillo)

Cada uno escribió su historia en la T, por eso hay un grupo de fervientes matadores que llevan a cabo encuentros con la filial que lleva un apellido tan ilustre. 

Un grato festejo. Los muchachos de la filial compartieron, además, una jornada con choripanes y reunieron alimentos no perecederos para la asociación gerontólogica que trabaja para los más necesitados.

La filial de Jesús María, Rodrigo Astudillo, cumplió con su promesa. (Gentileza filial Rodrigo Astudillo)

Pero, además de la promesa de ir en bicicleta hasta la otra localidad, algunos habían prometido llegar en bici y caminar luego 16 kilómetros más hasta la famosa "Piedra Blanca". Fueron siete horas a pie, pero con las banderas y camisetas albiazules, para dejar en claro que las promesas se cumplen.

La filial Rodrigo Astudillo de Jesús María es una de las más activas de la institución y colaboran permanentemente con pequeñas acciones en la ciudad, además de pregonar su amor por Talleres.

La filial de Jesús María, Rodrigo Astudillo, cumplió con su promesa. (Gentileza filial Rodrigo Astudillo)

Sumate a la conversación
Seguí leyendo